La cámara descriptiva te cuenta las fotos

Empresas

Prácticamente como si de una máquina de Rube Goldberg se tratara, la cámara descriptiva de Matt Richardson te ofrece el sistema más absurdamente complicado para que con una cámara, en lugar de una foto obtengas un papel impreso con su descripción detallada. ¿Tiene sentido? No mucho… ¿Está curioso? Indudablemente.

Y es que, para que os hagáis una idea, hacer algo prácticamente similar con un smartphones es trivial, pero se ve que a Matt Richardson le gustan los retos, además de que su cámara es básicamente una prueba de concepto para un curso sobre cámaras computacionales.

Antes de que creáis que dentro de algo tan pequeño se pueda albergar a una especie de Skynet capaz de reconocer imágenes y describirlas, hay que decir que en realidad tiene un poco de truco.

Lo que hace la cámara es conectarse a Internet y madar la imagen al servicio de Amazon Mechanical Turk, que pasa tareas complicadas para los ordenadores, como describir imágenes, a humanos. Por tanto la descripción la hace gente y no un sistema de IA.

Luego, utilizando una pequeña impresora térmica se obtiene la descripción, que para leerla es necesario por supuesto poder ver, por lo que es un poco absurdo si tratamos de buscarle algún tipo de utilidad directa.

Pero lo importante de esta cámara es como se ha conseguido unir toda esta funcionalidad, utilizando un BeagleBone y permitiendo un tiempo relativamente rápido desde que se saca la foto hasta que se imprime la descripción, entre 3 y 6 minutos.

¿Serviría esto para ciegos? Probablemente, pero sería ridículo hacerlo cuando con un smartphone puedes además hacer que te lea la descripción y te de muchos más detalles con un interfaz más fácil de usar y sin necesidad de crear nuevo hardware innecesario. [NY Times]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor