La CE abre una investigación sobre la ayuda del Gobierno francés a Bull

Empresas

La transferencia financiera, que asciende a 517 millones de euros, es
parte de una reestructuración que implica un recorte de plantilla de
7.800 trabajadores.

La Comisión Europea (CE) ha abierto hoy una investigación en profundidad

sobre la ayuda de 517 millones de euros que el Gobierno francés prevé

conceder en 2005 a Bull como parte del nuevo plan de reestructuración

del grupo informático, informa la CE en un comunicado.

El

Ejecutivo comunitario quiere analizar con detalle si la ayuda se ajusta

o no la normativa europea de Competencia. En concreto, examinará si el

plan garantiza el retorno de Bull a la viabilidad financiera; si se

evitan distorsiones de la competencia innecesarias; y si el montante de

la ayuda se ciñe al mínimo necesitado por la empresa y no entraña

también una transferencia suplementaria de capital.

Este

plan de reestructuración permitiría a Bull devolver el préstamo de 450

millones de euros que el Estado francés le concedió en 2002 y que la CE

autorizó a condición de que fuera reembolsado antes de junio de 2003.

Dada su delicada situación financiera, la compañía no cumplió este

compromiso, por lo que Bruselas ha llevado el caso ante el Tribunal de

Justicia de la UE.

Por su lado, París no prevé conceder la nueva

ayuda estatal antes del próximo 31 de diciembre, puesto que Bull ya fue

objeto de una ayuda a la reestructuración en 1994, y las reglas

comunitarias obligan a esperar diez años antes de conceder una segunda

ayuda a la reestructuración a una misma empresa.

La

transferencia financiera, que asciende a 517 millones de euros, es parte

de un plan de reestructuración que implica además un recorte de

plantilla de 7.800 trabajadores, el pago de deudas, y la reordenación de

las actividades industriales de Bull.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor