La CE aprueba la fusión de Toshiba y Samsung

Empresas

La asociación en el área de lectores de discos ópticos no implica una
disminución sensible de la competencia, ni la reducción de alternativas
para el usuario.

La Comisión Europea (CE) ha autorizado al fabricante de tecnología

japonés Toshiba y al surcoreano Samsung a crear una empresa común que

agrupe sus actividades de desarrollo, concepción y comercialización de

lectores de discos ópticos, al considerar que la operación no alterará

sensiblemente el nivel de competencia en el sector, según informa el

Ejecutivo comunitario.

La nueva empresa se dedicará al diseño de

lectores (incluidos los lectores con función de grabación) de discos

compactos y DVD, destinados esencialmente a los ordenadores. Además, la

fabricación será externa, conforme a la tendencia actual en los sectores

de la informática y las telecomunicaciones.

Tras examinar la

operación, Bruselas concluyó que la maniobra, que implica que las dos

empresas matrices cedan sus actividades en este área a la nueva sociedad

y se retiren posteriormente de mercado, no supone problemas desde el

punto de vista de la competencia.

En este sentido, tuvo en cuenta

que en todos los mercados afectados, la empresa común deberá enfrentarse

con competidores poderosos como Hitachi (Japón y Corea del Sur), Lite-On

(Taiwan) Panasanic y TEAC (Japón), además de con una concurrida familia

de empresas de menor tamaño. Por tanto, la fusión no entrañará una

disminución sensible de la competencia, ni una reducción en el número de

alternativas que se ofrecen al consumidor.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor