La CE se ha propuesto que la banda ancha crezca un 40 por ciento

Cloud

La Comisión Europea asegura que los motores más adecuados para el despliegue de esta tecnología se definen con la competencia y la apertura de mercados.

La banda ancha es la nueva apuesta de la Comisión Europea (CE), que ha presentado un ambicioso programa para potenciar este tipo de conexiones. El objetivo principal es que en 2010 el 50 por ciento de los hogares europeos cuenten con acceso de banda ancha a la Red y que la cobertura de este tipo de conexión alcance el 100 por cien del territorio comunitario.

En la actualidad, un 11,5 por ciento de los europeos disponen de conexión de banda ancha, pero la penetración en cada país miembro es muy dispar y varía entre el 23,79 por ciento en Holanda al 5 por ciento en Estonia. Esta cifra se queda pequeña comparada con la de los países líderes en esta área, como Corea del Sur, donde el porcentaje se eleva hasta un 25,5 por ciento.

Para mejorar la situación, la CE propone reforzar las estrategias nacionales, que deberán establecer unos objetivos claros y contar con un plan estratégico para el uso de los recursos nacionales y de la Unión en las regiones menos desarrolladas. También está previsto crear un sitio Web que sirva como punto de encuentro para las autoridades y agentes del sector.

Además, a principios de 2007 la Comisión organizará una conferencia sobre el tema “Banda ancha para todos” en la que se expondrán las ventajas de los servicios de banda ancha para las comunidades rurales. Según la CE, en los países donde la banda ancha está más extendida hay menos desigualdades entre zonas rurales y urbanas.

La comisaria europea para la Sociedad de la Información, Viviane Reding, ha anunciado que la Unión Europea (UE) movilizará “la legislación comunitaria en materia de telecomunicaciones y sus instrumentos de política estructural y rural” para lograr los objetivos propuestos. También ha destacado la importancia de la competencia y la apertura de los mercados, que “son, sin duda, los motores más adecuados para el despliegue de la banda ancha en la UE”.

Para evitar que en las regiones rurales y periféricas las deficiencias del mercado obstaculicen la implantación de la banda ancha, se podrían conceder ayudas estatales “muy específicas” que “no impidan la iniciativa privada ni falseen la competencia”, ha destacado por su parte Neelie Kroes, comisaria europea de Competencia.

Las ayudas de los fondos estructurales también jugarán un papel importante, pues con ellas se podrán impulsar, en caso de ser necesario, infraestructuras y servicios de banda ancha para estimular la competitividad y la innovación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor