La CE subraya la recuperación de las telecomunicaciones

Cloud

Según un informe comunitario, el acceso a Internet con banda ancha y las
comunicaciones móviles son los principales motores del crecimiento del
sector.

La situación de los mercados de comunicaciones electrónicas parece por

fin estabilizarse, esta es la conclusión del último informe realizado

por la Comisión sobre la aplicación de las normas comunitarias por parte

de los Estados miembros.

Así, este documento constata una

recuperación de la confianza de las empresas y de los consumidores, que

se percibe especialmente en el acceso a Internet con banda ancha y las

comunicaciones móviles, que son los principales motores del crecimiento

del sector.

En este sentido, el número de líneas de acceso fijas

de banda ancha se ha duplicado prácticamente en un año, pero la

competencia debe todavía reforzarse para garantizar el éxito definitivo

de la banda ancha. Mientras, el número de abonados móviles aumentará más

rápidamente en 2003 que en 2002, incluso si la tasa de penetración ya se

acerca al 90 por ciento en varios Estados miembros.

Según

Bruselas, los mercados de comunicaciones electrónicas tendrán un

crecimiento más fuerte que el crecimiento global de las economías de la

UE, que se sitúa por debajo del 1 por ciento.

No obstante,

la Comisión está preocupada por el Estado de la reglamentación en

numerosos Estados miembro. Hasta ahora sólo ocho de estos Estados han

transpuesto completamente al derecho nacional las nuevas medidas

legislativas comunitarias. Es esencial que el derecho comunitario sea

traspuesto en cada país plenamente, eficazmente y en tiempo útil para

crear el ambiente adecuado y previsible que los inversores necesitan,

señala el Ejecutivo.

Los aspectos esenciales de la

reglamentación que más preocupan son la transferencia de tareas de las

autoridades reguladoras nacionales a los organismos nacionales

competentes, y el reparto claro de estas tareas cuando son distribuidas

entre diferentes organismos.

El informe subraya también que las

autoridades de reglamentación nacionales deben disponer de competencias

y de un poder discrecional importante, y de toda la gama de medios

posible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor