La Clínica Mayo desarrolla GVS para eliminar el mareo en realidad virtual

Innovación

Hace poco vimos que Samsung desarrollaba unos auriculares con un sistema GVS, ahora la Clínica Mayo desvela el suyo propio, con licencia para la compañía vMocion.

La realidad virtual está despertando para los consumidores este año, con Oculus, HTC, Samsung y Playstation como las principales compañías que están apostando por ella, hasta que sepamos los planes de Apple y Google. Pero con su expansión llega también el miedo a uno de sus principales problemas, el mareo, que se busca aliviar ahora con sistemas de estimulación vestibular galvánica (GVS).

Esta tecnología excita con impulsos eléctricos el sistema utilizado por los humanos para el equilibrio, permitiendo manipularlo y crear la ilusión de que nos estamos moviendo. La Clínica Mayo ha creado un sistema GVS que utiliza 4 electrodos, uno detrás de cada oreja, otro en la frente y un último en la base del cráneo, que permite simular todo tipo de movimientos gracias a unos algoritmos que modulan los impulsos transmitidos.

De hecho Samsung ya desveló unos auriculares que también apostaban por la GVS, aunque con sólo dos electrodos. El dispositivo de la Clínica Mayo parece mucho más completo y avanzado, y de hecho ya ha vendido una licencia a una compañía de Los Ángeles, vMocion.

Queda la duda de si estos sistemas se llevarán a los visores comerciales mediante accesorios extra o si tendremos que esperar a una nueva generación de visores de realidad virtual más desarrollados, que integren GVS, seguimiento ocular y otras muchas tecnología que sin duda irán apareciendo con la creciente popularidad de esta tecnología.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor