La CMT incide en una nueva regulación para la banda ancha

Regulación

Para el organismo, el nuevo marco regulador debe incentivar la
competencia de las infraestructuras y no frenar la inversión en nuevas
plataformas.

El presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones

(CMT), Carlos Bustelo, ha asegurado que el desarrollo de la banda ancha

exige una nueva política regulatoria más flexible y menos

intervencionista, así como ha incidido en fomentar la inversión en

nuevas plataformas.

Del mismo modo, Bustelo ha apuntado que el

mercado de referencia de la banda ancha es distinto al de la banda

estrecha, por lo que los planteamientos regulatorios tradicionales

aplicados a los servicios de voz no son aplicables al nuevo mercado, el

cual exige una política regulatoria diferente.

Los organismos responsables de la regulación deben intentar que la

armonización se consiga desapareciendo la regulación para todas las

plataformas, no extendiéndose a todas, según ha puesto de manifiesto el

directivo.

Bustelo también ha constatado la existencia de una

tendencia en los países de la Unión Europea, a la que se une la CMT, de

no caer en el error de no dar importancia a la innovación, que permite

más servicios más baratos en el medio y largo plazo.

Por otro lado, el presidente de la CMT ha pedido comprensión a las

operadoras, ya que el regulador, además de tener cierta inercia

intervencionista, que debe ser superada, se ve en la obligación de

analizar una realidad compleja y contradictoria y no puede tomar

decisiones con la rapidez que desearía.

El objetivo del

regulador, según su presidente, es conseguir que la regulación sea la

mínima necesaria y además predecible, para evitar añadir un riesgo más,

en este caso regulatorio, a los que ya de por sí obstaculizan la

actividad de las compañías de telecomunicaciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor