La CMT, preocupada por el tipo de competencia entre operadoras

Movilidad

Reinaldo Rodríguez pretende garantizar la transparencia de las ofertas TIC para asegurar que los ciudadanos disfruten de una verdadera capacidad de elección.

El nuevo presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Reinaldo Rodríguez, ha afirmado que el organismo está preocupado por la tendencia de los operadores móviles a orientar la competencia no a través de los precios, sino mediante la oferta de terminales más atractivos.

En su comparecencia ante la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Senado, Rodríguez destacó que el sector de redes móviles “se mueve mucho”, y afirmó que sí existe una competencia entre operadores, que se demuestra principalmente por los altos niveles de cambio de operador móvil entre usuarios.

Sin embargo, hizo hincapié en que los principales operadores están orientando la competencia hacia la oferta de terminales asegurando al organismo que eso es lo que realmente piden los clientes, que prefieren la posibilidad de optar a terminales atractivos con nuevas funcionalidades, como cámaras, conexión a Internet, etc. “Nos preocupa”, admitió Rodríguez, aunque reconoció que el argumento de los operadores tiene peso.

Preguntado sobre el servicio universal, Rodríguez recordó que hasta ahora siempre se ha reconocido que el coste neto que le supone a Telefónica la prestación de este servicio no le ha impedido competir, a pesar de que Telefónica “nunca ha estado de acuerdo con las valoraciones de la CMT” sobre cuál es el coste real.

No obstante, destacó que existe división en el consejo de la Comisión sobre si esta situación se va a mantener, y estimó que el servicio universal es, a su juicio, un “concepto evolutivo”, dado que la sociedad va cambiando su percepción sobre lo que son servicios mínimos a medida que avanzan las Nuevas Tecnologías.

En lo referente al traslado a Barcelona, el sustituto de Carlos Bustelo subrayó que el organismo cuenta ya con “calma suficiente” y que los derechos de los trabajadores no se verán menoscabados. En cualquier caso, destacó que aún no se puede hacer público en qué zona de Barcelona se instalará la sede. “Si lo digo, me suben el precio”, bromeó.

Rodríguez apostó además por reducir al mínimo en una primera fase la regulación de los servicios de voz sobre IP, excepto aquellas esenciales, como acceso a servicios de emergencia, con el objetivo de permitir que se desarrolle este tipo de servicios, que no sólo son “buenos para el ciudadano”, sino que además tienen unas necesidades de inversión muy pequeñas y son “difíciles de controlar”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor