La Comisión Europea multa a los fabricantes de memorias por pactar precios

EmpresasRegulación

La sanción, que es la primera que en Europa castiga un caso de cartel, suma un total de 331,3 millones de euros.

La Comisión Europea ha decidido ocuparse del cartel que desde 1998 mantenían varias compañías fabricantes de memorias. Para ello, las ha multado con un total de 331,3 millones de euros, cantidad que podría haber sido mucho mayor de no haber admitido los hechos.

De las compañías multadas, Samsung se ha llevado la sanción más alta (145,7 millones de euros), una cantidad mucho mayor que la que se verá obligada a pagar el segundo fabricante castigado, Infineon, que ha sido sancionada con 56,7 millones de euros.

Los otros fabricantes que formaban parte del cartel y que tendrán que pagar la multa son Hynix Semiconductor, Micron Technology, Elpida  NEC Electronics, Hitachi, Toshiba. Mitsubishi Electric y Nanya Technology. De ellas, Micron se salvará de la sanción por haber sido la primera afectada en confesar ante Europa.

El cartel funcionó, según la Comisión Europea, entre el 1 de julio de 1998 y el 15 de junio de 2002, y suponía “una red de contactos que compartía información secreta, normalmente de forma bilateral, a través de la que pactaban los precios”.

El comisario de Competencia Joaquín Almunia ha afirmado que la decisión es “otro hito en la lucha de la Comisión contra los cárteles”, y que las reducciones en las sanciones premiando la admisión de los hechos (y, como consecuencia, la ausencia de recursos) buscan la agilidad y rapidez en los procesos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor