La conferencia perdida de Steve Jobs en 1983: redes inalámbricas, App Store, iPad… [Veredicto: Jobstradamus]

Empresas

Hace casi 30 años Steve Jobs ya era un personaje importante y prominente en el campo de la tecnología informática. Sus palabras eran tenidas en cuenta porque sabía de lo que hablaba e iniciaba su carrera hasta convertirse en alguien determinante en la evolución/revolución tecnológica de finales del S. XX y principios del XXI. Lo que ignorábamos hasta ahora era lo preciso que fue durante un evento no demasiado célebre de la Conferencia Internacional de Diseño en Aspen (Colorado, USA) en la que arrojó una mirada al futuro (nuestro presente) sorprendentemente acertada. Se acaba de descubrir la grabación de dicha conferencia, contenida en una cinta de cassette bajo la etiqueta “el futuro ya no es lo que era“.

La pista para descubrir la grabación perdida de dicha conferencia la dio un artículo de Walter Isaacson, el biógrafo oficial de Jobs, en que la mencionaba.

Se disponía de una grabación parcial de la conferencia de Jobs pero faltaba la parte final, la más jugosa a raíz de encontrarse finalmente el archivo completo en una cinta de cassette, la que aparece en la fotografía que encabeza este texto.

Al cabo de casi tres décadas sorprende lo atinado de las palabras de Steve Jobs al referirse a lo que en 1983 parecía un futuro más próximo quizás a la ciencia-ficción que a lo que hoy ya conocemos como realidad. Por contextualizar, en aquella época aún no se había presentado el Macintosh, Apple apostaba por Lisa y el IBM PC era el segundo ordenador personal más popular tras el Apple II. Fue ahí cuando Jobs aventuró un buen número de reflexiones y profecías.

Veía un futuro no muy lejano en el que los individuos pasaríamos más tiempo interactuando con ordenadores que con automóviles. Conforme avanzara el tiempo nos sentiríamos más cómodos con esta (por entonces) nueva tecnología y por tanto pasaríamos más tiempo utilizándola y la haríamos “nuestra” integrándola en nuestra vida cotidiana.

Recordemos que en 1983 los ordenadores aún no estaban interconectados como lo están hoy, Internet sólo existía como la primitiva red militar y la incipiente académica, pero en el ámbito doméstico el ordenador sólo se enchufaba a la alimentación eléctrica, pero no obstante Jobs ya denominaba “un nuevo medio de comunicación” a los ordenadores personales. Aventuraba que los correos electrónicos modificarían nuestra forma de comunicarnos… y vaya si así ha sido. De hecho comentó que conforme la miniaturización lo permitiera y pudiésemos llevar ordenadores con nosotros, conectados de manera inalámbrica, que nos permitirían consultar nuestros mensajes en cualquier momento y lugar.

También mencionó un experimento que por entonces se desarrollaba en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) que apuntaba en la dirección de lo que con el tiempo todos hemos conocido como GoogleMaps.

Con lo que entonces despertaría el interés de los más soñadores y hoy permite que lo reconozcamos indubitadamente, Steve Jobs anunciaba que Apple quería lanzar algún día “un dispositivo increíblemente fantástico que pudiera llevarse como un libro y que permitiese aprender a manejarse en 20 minutos“. Además estaría comunicado de manera inalámbrica con ordenadores remotos en los que se contendrían grandes bases de datos… Poco después saldría el Newton pero las bases para el iPad estaban ya bien sentadas.

En lo que demostró haber comprendido excepcionalmente bien el funcionamiento de la distribución de ciertos contenidos fue al explicar que la gente entraba en las tiendas de discos con una idea más o menos sólida acerca de qué disco quería comprar porque había escuchado el single en la radio, pero en cambio no sucedía lo mismo con los programas de ordenador. El método de demostración,  distribución y venta era completamente obsoleto e inoperante, empezando porque no era necesario vender un soporte físico con la información digital pudiendo transferirse este a través de comunicaciones electrónicas. Parece que nos suena el modelo, ¿no? de algo llamado iTunes o AppStore.

También asombra escuchar una respuesta de Jobs ante una interpelación que le hacen al final del turno de preguntas acerca del reconocimiento vocal, que consideraba que una década después comenzaría a tener una gran importancia en el manejo de programas y dispositivos. Es posible que hasta supiera que se llamaría Siri.

Si deseas escuchar la grabación la tienes disponible aquí. La parte que hasta ahora permanecía inedita comienza a partir del minuto 21:30 y aunque las preguntas del público sean ininteligibles por la falta de micrófono sí podemos deducirlo por el contexto de la respuesta de Steve Jobs. ─[LifeLibertyTech / Soundcloud]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor