La consola Ouya consigue finalmente 8,5 millones de dólares en Kickstarter

Empresas

Aquí en Itespresso venimos informándote periódicamente sobre los progresos de la consola Ouya, un interesante proyecto de videoconsola presentado a través de Kickstarter, la conocida plataforma de micromecenazgo. Desde su inicio y cuando comenzaba a despuntar hemos permanecido atentos al devenir del apoyo que ha recibido esta inesperada competencia de los tres grandes (Sony, Microsoft y Nintendo). Ya ha finalizado el período de recaudación y la cantidad alcanzada es ciertamente impresionante: $8.580.359. Y todo empezó con un vídeo y un par de imágenes creadas por ordenador.

En esencia podríamos hablar de un móvil transformado en consola doméstica.

Se trataría de una pequeña caja que contendría un procesador Tegra 3 de triple núcleo, 1GB de RAM, 8GB de memoria interna, conexión HDMI con soporte 1080p, WiFi 802.11 b/g/n, bluetooth LE 4.0, USB 2.0 y  SO Android.

Plataformas de ocio como iHeartRadio, NamcoBandai Games, OnLive!, VEVO, XBMC han simpatizado con la causa que, puesto que se basa en Android, podrá presumir de un completo respaldo que completará las posibilidades de este centro de ocio doméstico de reducido tamaño y no menos reducido precio, presupuestado a priori en $99.

Más de 61.000 personas han respaldado con sus dólares el futuro de Ouya, que ahora tendrá que responder a la expectación creada. Tras unos comienzos en que los micropatrocinadores tardaron en llegar a una, por otra parte, importante cantidad de 2 millones de dólares, ha sido en las últimas semanas cuando ha crecido exponencialmente la expectación creada y parecía más cerca de ser realidad la promesa de ver hecho realidad un dispositivo que, por otra parte, tampoco parece demasiado complicado de encargar a alguna fábrica china de componentes.

De ahí la espectacular recaudación final, superior a los ocho millones y medio de dólares, una cantidad que parece afianzar la cristalización del proyecto y su conversión en una realidad tangible.

Una iniciativa que fue consolidándose con las propias aportaciones de los fans, que incluso eligieron el simpático detalle de que las letras que dan nombre a la consola estuvieran inscritas en los botones del mando de control, y que ahora sólo espera que en unos meses comience a ser algo que se pueda conectar al televisor par empezar a jugar y disfrutar de contenidos multimedia. ─[Ouya/Kickstarter]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor