La creación de una biblioteca virtual para Europa se perfila el 30 de agosto

Cloud

En respuesta al proyecto de Google, Francia lanzó la idea de una biblioteca digital que impulse la construcción de la Europa de la Cultura.

El Ministerio francés de cultura ha anunciado que el comité que dirige la creación estatal de una biblioteca digital europea se reunirá el 30 de agosto, una noticia que se produce poco después de que la empresa estadounidense Google interrumpiera el escaneo de libros sujetos a derechos de autor para su propio proyecto de biblioteca digital.

El anuncio de Google “de una pausa en su programa de digitalización de libros no modifica para nada el proyecto” de creación de una biblioteca digital europea, afirma el Ministerio dirigido por Renaud Donnedieu de Vabres, al anunciar la convocatoria de la segunda reunión del comité. Tan sólo mostraría la necesidad de un diálogo con editores y titulares de derechos de autor para construir una biblioteca digital “en el respeto de los derechos de propiedad intelectual”, según el ministro.

Por ello, agrega, el comité francés incluye a representantes de editores, además de industriales, universitarios y bibliotecarios. “Todos juntos debemos” crear una biblioteca digital destinada a “ayudar a los creadores, favorecer a los profesionales, promover las obras y servir al conjunto de nuestros compatriotas”, sentencia. “Más que nunca es necesario que Francia y Europa trabajen juntas para preservar la diversidad cultural y construir con proyectos concretos una Europa de la Cultura”, recalca.

Google, que lanzó el pasado diciembre su plan de poner en Internet unos 15 millones de títulos de universidades de EEUU y de la británica de Oxford, anunció hace tres días la interrupción, hasta noviembre, del escaneo de libros sujetos a derechos de propiedad intelectual. La empresa californiana ha pedido a las editoriales que notifiquen específicamente qué volúmenes no quieren que se escaneen, lo que ha molestado a la Asociación de Editoriales Americanas.

En respuesta al proyecto de Google, Francia lanzó la idea de una biblioteca digital europea y recabó el apoyo de España y otros cuatro países para pedir a la Unión Europea que respalde económicamente la digitalización amplia y organizada de obras del patrimonio europeo, frente a la iniciativa privada y no subvencionada de la empresa estadounidense.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor