La electroadhesión hará renacer las olvidadas manos locas

Empresas

¿Os acordáis de ese símbolo de los 80 que eran las manos locas? Eran unas manos con una cuerda pegajosas que eran capaces de pegarse a todo y que olían raruno. Podían verse en quioscos de la época o en los techos de las aulas en los colegios, esperando agazapadas a que alguien las descolgara.

Si fuiste uno de los afortunados que vivió en esa época también sabrás que su poder adhesivo se veía altamente mermado tras 5 o 6 lanzamientos y era espeluznante la cantidad de porquería que llegaba a coger. ¿A que viene este momento remember? Pues es a que gracias a la tecnología de la electroadhesión por fin podremos crear la mano loca perfecta además de otros objetos más útiles para la humanidad. Detalles a continuación.

Hace dos años SRI International nos mostró esta tecnología con robots que se subían por las paredes, ahora la han perfeccionado y han creado “manos” que permiten “coger” cualquier objeto haciendo que se pegue a ella.

La electroadhesión utiliza cargas electrostáticas inducidas a través de una batería creando un efecto de múltiples abrazaderas microscópicas que se adaptan a las formas y texturas gracias a una superficie autoadaptable. De esta forma 1 metro cuadrado podría soportar 200 kilogramos usando tan sólo 40mW.

Este sistema se podrá usar no sólo para manos, sino en paredes y como material para todo tipo de superficies. Aunque yo personalmente para manos me sigo quedando con las del gato Doraemon.— Dani Burón [SRI International]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor