La excavadora definitiva para los peques de la casa

Empresas

En ocasiones para tener entretenido a un niño (y a algunos no tan niños) basta con un montón de arena para que su fértil imaginación haga el resto mientras excavan, horadan túneles y cuevas o amontonan tierra. Es casi infinito el surtido de maquinaria industrial a escala que a lo largo de los tiempos se ha fabricado para los pequeños que la manejaban cual gigantes, pero ahora pueden experimentar algo más cercano a lo que se siente dentro de una excavadora auténtica. Todo gracias a esta original silla dotada de palancas y mecanismos que permiten manejar una excavadora casi como si se tratase de una real.

Se vende por unos 80€ (tierra no incluida) y gracias a su similitud con el funcionamiento de una excavadora de verdad permite al ocupante sentarse en medio de la zona de tierra de un parque recreativo y empezar a mover arena de un lado a otro y cavar zanjas o profundos cimientos.

Quizá en esta época de crisis del ladrillo sea toda una curiosidad ver trabajar una excavadora, aunque sea un juego de niños, pero estas cosas hay que tomarlas con humor.

La estructura está realizada en acero inoxidable recubierto de pintura en el habitual tono amarillo identificable con la maquinaria de obra. El asiento central permite una postura cómoda mientras se manejan las palancas que, conectada con unos mecanismos a tal fin, replica con fidelidad los movimientos de una excavadora real. Al ser giratorio permite ir cogiendo tierra de un lado y trasladarla a otro. La estabilidad está garantizada por cuatro patas con doble apoyo aunque lo siguiente es montar la estructura sobre una plataforma móvil. Ya vemos al aprendiz de excavador subiendo el nuevo juguete sobre el coche eléctrico. ─[Amazon]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor