La falta de aplicaciones ahogan a Linux

Workspace

Un estudio muestra las carencias de Linux para que este sistema operativo termine de despegar en el mercado empresarial.

La adopción corporativo de ordenadores de sobremesa basados en Linux se está viendo muy afectada por la incapacidad del sistema operativo de fuente abierta de ejecutar aplicaciones Windows, la dificultad de instalar y gestionar periféricos y el reto de hacer que los usuarios se sientan cómodos con Linux, según muestra una encuesta.

Linux se mantiene poco menos que como una anomalía en el mercado empresarial, por lo que la Open Source Development Lab (OSDL) ha decidido identificar las barreras técnicas y sociales que impiden su amplia adopción. El inhibidor número uno, según una encuesta online realizada en octubre que recibió 3.300 respuestas, fue la falta de soporte para aplicaciones y utilidades nuevas y existentes que no son de fuente abierta.

Estas incluyen tecnologías tales como clientes de redes privadas virtuales, mientras que ejemplos soporte para aplicaciones deseadas incluyen a Photoshop y PageMaker de Adobe Systems, AutoCAD de Autodesk y el software financiero Quicken de Intuit.

Con respecto al hardware, la encuesta muestra la necesidad de simplificar el proceso de instalación y gestión de periféricos. Entre las exigencias más importantes están el soporte para USB y facilitar la impresión en red. Entre los dispositivos que los que respondieron la encuesta afirman que deben tener soporte están los PDAs y dispositivos de almacenamiento.

Hacer que los usuarios finales estén cómodos con el interfaz de Linux se ve como una petición necesaria para una amplia adopción, mientras que algunos sugieren que Linux debería ser más similar a Mac en su proceso de instalación y despliegue, según los datos de la OSDL.

Lo relacionado con las aplicaciones de correo electrónico y mensajería son también muy criticado, junto con las herramientas de productividad tales como documentos de texto, hojas de cálculo, presentaciones y bases de datos.

Todas estas quejan han sido identificadas por la OSDL como los próximos objetivos a cumplir para que Linux termine por alcanzar un hueco en el mercado de ordenadores de sobremesa corporativos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor