La FTC norteamericana no investigará a Intel por monopolio

Empresas

La compañía fabricante de microchips había sido denunciada ante este organismo por su rival en el mercado, AMD (Advanced Micro Devices).

La Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos ha decidido no investigar a Intel, después de que el primer fabricante mundial de chips fuese denunciado por supuestas prácticas monopolísticas en este país a manos de su principal rival en el mercado, AMD, según ha informado hoy la web SiliconValley.com.

La FTC estaba estudiando el caso desde hacía un año, cuando AMD presentó ante este organismo gran cantidad de documentación que revelaba supuestas practicas de amenazas e intimidaciones por parte de Intel contra algunos de sus clientes.

AMD también denunciaba entonces la ?sospechosa desaparición? de los ordenadores que usan sus procesadores, de los mostradores de importantes supermercados tecnológicos como Media Markt u Office Depot.

Pero el tema de las denuncias a Intel por monopolio viene ya de lejos y no se reduce a las acusaciones de AMD. Hace pocas semanas, los organismos que regulan los temas de comercio en Europa ( Comisión Europea ) y Corea del Sur, denunciaron por separado a Intel acusando a esta empresa de violar las leyes antimonopolio, al ofrecer grandes descuentos en sus productos a las fabricantes de Pcs, con tal de que estas se comprometieran a no adquirir los de la competencia. Las autoridades japonesas hicieron también acusaciones similares en el año 2005.

Intel se defiende argumentando que sus elevados descuentos y rebajas son un reflejo legítimo de la enorme competencia existente en este mercado y que jamás ha violado las leyes antimonopolio de ningún país. Además, la empresa contraataca acusando a AMD de tener que recurrir a la justicia para justificar su mala posición en el mercado con respecto a Intel.

En Estados Unidos, ha sido la presidenta de la comisión, Deborah Majoras, la que ha declinado las peticiones de AMD para que se investigara a Intel, y aunque se desconocen las causas de esta decisión, algunos allegados al caso creen que puede deberse a la frecuente tendencia que tiene la comisión de no elevar los casos a una acusación formal, sobre todo si el sujeto investigado está cooperando, como parece ser el caso de Intel.

Aquí en Europa, la Comisión Europea continúa investigando a Intel, a la que ha acusado de utilizar prácticas ilegales contra su rival AMD. La compañía podría haberse hecho con el 80% del mercado de microchips a través de estas prácticas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor