La fusión entre Swisscom y Telekom Austria naufraga

Empresas

Las uniones en Europa entre compañías estatales o ex monopolios fracasan tanto por resistencias de los accionistas como por problemas políticos.

Swisscom y Telekom Austria han roto las negociaciones para crear un operador alpino con más cuota de mercado y recursos. Y es la segunda vez. La falta de apoyo político fue la clave que llevó a la agencia de privatizaciones de Austria, dueña del 42 por ciento de Telekom Austria, a anunciar la ruptura.

“Éste es el final de los intentos de fusión”, asegura un directivo de Swisscom. La operadora suiza ya intentó comprar Telekom Austria, en una oferta que fue rechazada por su bajo precio.

Desde Austria, los responsables de la decisión se defendían diciendo que un proyecto que incluye a dos compañías y a dos Gobiernos necesita grandes dosis de apoyo para salir adelante y que, en este caso, el respaldo no era suficiente. ¿La causa? La propuesta no defendía lo suficiente los intereses austriacos.

Sea cual sea el motivo, lo cierto es que las fusiones en Europa entre compañías estatales o ex monopolios han fracasado una y otra vez, tanto por reticencias de los accionistas como por problemas políticos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor