La Gran Evasión

Workspace

Steve McQueen regresa en forma de videojuego para intentar burlar a los
nazis.

Nos encontramos en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, hemos

caído presos de los nazis que nos han confinado en el campo de

concentración de Stalag Luft III y, por supuesto, intentaremos

escaparnos por todos los medios. El título se basa en la película

homónima de los sesenta que protagonizó Steve McQueen y tiene su base

principal en el sigilo y el ocultamiento. Veremos la acción en tercera

persona y siempre dispondremos de una brújula que encaminará nuestros

pasos por los vigilados patios del campo de concentración.

Se trata de un título muy lineal, demasiado lineal, ya que tendremos que

conseguir determinados objetos para seguir avanzando y, en ocasiones,

puede parecer que somos meros testigos de la historia y no un elemento

definitorio. De todas maneras, los desarrolladores se han cerciorado de

que el juego no sea aburrido, introduciendo fases en las que no sólo

tendremos que escondernos del enemigo, sino que habrá que disparar a

diestro y siniestro. Como no podía ser de otra manera, conduciremos una

moto para emular Steve McQueen en su escapada, pero además tendremos la

posibilidad de manejar otros vehículos como tanques y aviones. Estas

etapas sirven sin duda para desentumecer los músculos después de tanto

sigilo.

Los gráficos son bastante normalitos para los tiempos que

corren, mientras que la banda sonora es impresionante y le dota de la

calidad que le falta en otros aspectos. Por último, mencionar que la

inteligencia artificial que demuestran nuestros captores está un poco

descompensada. Muchas veces parece que los alemanes pueden leer la mente

y saber hacia dónde encaminas tus pasos y otras estás delante de ellos y

parece que no se han limpiado las gafas. Si disfrutaste de lo lindo con

Splinter Cell, se te va a quedar bastante corta esta Gran Evasión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor