La historia de las gemelas que comparten los sentidos

Empresas
0 0

Os presentamos a Tatiana y Krista. Su caso es uno de los más increíbles que se han visto en la historia de la medicina. Nacieron unidas por la cabeza, y lo más curioso es que sus cerebros están unidos, compartiendo sentimientos, pensamientos e incluso sus sentidos, pero han conseguido mantener personalidades individuales. Puedes conocerlas más tras nuestro inseparable salto.

El asunto es que Tatiana y Krista Hogan tenían una probabilidad de supervivencia prácticamente nula. Podéis imaginar que un parto así debe de suponer muchas dificultades. No obstante, el pasado día 25 de Octubre cumplieron 4 añitos, y ambas están sanas e incluso felices.

Juegan a la Nintendo Wii una contra la otra, comparten comida, juguetes… y sentidos. Por poner un ejemplo, una de ellas puede coger un objeto fuera de su campo de visión si la otra lo está mirando.

Y eso no es todo. Según su abuela: “Comparten sus pensamientos, también. Nadie está diciendo nada, y Tati abre la boca y dice ‘¡Para!’ y le da un golpe a su hermana.”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=YWDsXa5nNbI[/youtube]

Cuando se las oye decir “Mickey Mouse” creo que hasta Terminator piensa que son adorables. Como puedes observar en el vídeo, se intentó separarlas, pero estaban demasiado unidas la una a la otra, y probablemente hubieran muerto ambas.

De modo que se trata de dos niñas, una diferente a la otra, cada una con su personalidad, pero con sus cerebros y sistemas sensoriales conectados. El cerebro de una es capaz de registrar las señales del campo visual de la otra, de modo que una ve lo que la otra ve.

Hasta donde llegan sus capacidades de compartir sentidos, nadie lo sabe. Todavía son pequeñas y tienen que aprender a hablar mejor para que nos puedan contar sus experiencias. ¿Cómo es el ver lo que otra persona ve? ¿Saber lo que otro piensa?

No obstante, es posible que no puedan darnos nunca una respuesta comprensible. ¿Qué me responderías si yo te preguntara qué se siente al ver? Probablemente no sabrías decirme nada claro. Simplemente ves. No has conocido otra cosa, de modo que es complicado explicarlo.

Esperamos que sigan sanas y felices mucho más tiempo. — Javier G. Pereda [Macleans]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor