La industria de discos duros se pone de moda entre los inversores

Empresas

Los discos duros son un producto cada vez más esencial tanto en cámaras
como en reproductores de música portátil.

Desde cámaras de vídeo a reproductores de música portátiles, los

fabricantes de productos de electrónica de consumo están incorporando

discos duros de mayor capacidad en sus productos para almacenar música y

vídeo.

Y esto supone un buen negocio para las compañías

asiáticas que construyen los discos duros y partes de los mismos que van

desde los tornillos a la base de los platos y que están ofreciendo a los

inversores un nuevo sitio en el que apostar.

Las predicciones

optimistas abundan. La firma de investigación TrendFocus prevé que la

venta de discos duros a los fabricantes de electrónica de consumo

alcanzará los 55 millones de unidades en 2006 frente a los 17 millones

de unidades estimadas para este año.

Toshiba controla el 98

por ciento del mercado de unidades de 1,8 pulgadas de diámetro

utilizadas en el iPod de Apple, que es capaz de almacenar más de 10.000

canciones en un dispositivo del tamaño de una baraja de cartas; y ese

mismo disco duro también está apareciendo en una cámara de vídeo en

miniatura que puede almacenar dos horas de vídeo de alta definición.

La misma compañía también ha desarrollado un disco duro aún má pequeño, que

mide 0,85 pulgadas. Esta medida se compara con las unidades de 3,5

pulgadas utilizadas en los ordenadores personales y que se encuentran

cada vez más en las consolas de juegos.

Los analistas

esperan que la demanda de unidades cada vez más pequeña inicie una

oleada de crecimiento en la industria, y los inversores parecen estar de

acuerdo. Sólo hay que tomar como referencia el crecimiento de la

compañía Unisteel Technology, fabricante de tornillos de precisión para

los discos duros, cuyas acciones han crecido un 122 por ciento desde

comienzos de año.

Observadores, analistas e inversores han

puesto sus ojos en la industria de los discos duros porque, como dicen,

ya que se espera que la economía marche razonablemente bien el próximo

año, los usuarios comprarán productos de electrónica de consumo que

incluirán discos duros, lo que parece ser el próximo objeto de inversión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor