La infamia del código QR

Empresas

Cada día vemos más y más códigos QR en todas partes, y es que gracias a los smartphones su uso se ha extendido más que el virus de la rabia de 28 días. Pero debido a su popularidad, la manera de usarlo llega a niveles de absurdismo peligrosos, como el de la tecnología Flash a finales de los 90. Recargando en exceso y sin control, olvidando totalmente las verdaderas ventajas de este código y llevándolo a poner en cualquier sitio, porque sí.

Lo que habéis visto en la foto no es más que uno de los muchísimos ejemplos que una página se ha dedicado a coleccionar al más puro estilo Fail Blog. Se trata de WTF QR Codes, una página donde podréis ver, no sólo ejemplos de lugares insólitos y absurdos, sino también de como normalmente estos códigos muestran enlaces a sitios aún peores.

Códigos en anuncios en carteles o vehículos en la carretera, códigos partidos, lugares totalmente inaccesibles para poder escanearlos, códigos en lugar de enlaces directamente… la lista es penosa y tristemente larga.

Esto nos demuestra que la tecnología, por muy buena que sea, en malas manos movidas por marketing borreguil se convierte en una estupidez sin precedentes.

Pero para llegar donde jamás nadie llegó os pongo un fascinante vídeo en el que podemos comprobar la “última moda”, códigos QR en el cogote afeitando directamente la cabeza, perfecto para poner tus datos personales y métodos de contacto para que la gente, además de collejas físicas, te las de virtuales. [WTF QR Codes]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ahSGO6SkG8g[/youtube]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor