La inteligencia artificial avanza en el terreno musical

Empresas

Un grupo de científicos y emprendedores españoles presentaron hoy en Madrid MusicStrands

Ésta es una iniciativa internacional spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que pretende ayudar a los internautas a acceder a los contenidos musicales digitales mediante técnicas de inteligencia artificial para recomendar música.

MusicStrands.com ofrece a los usuarios un catálogo de 3,7 millones de canciones independientes de su formato, la discográfica, el programa informático o el dispositivo de escucha. Los internautas pueden escuchar hasta 30 segundos de cada tema y confeccionar sus listas favoritas de canciones (playlists).

El recomendador de la plataforma se nutre del propio conocimiento que añaden los usuarios, de tal modo que un internauta puede comprobar qué canciones suelen escucharse, cuáles detrás de otras, o qué artistas suelen ser valorados por los mismos usuarios. Así, se pueden buscar canciones y ser recomendado en base a los gustos musicales de otros usuarios.

El objetivo último de esta iniciativa es “decodificar” el gusto musical, es decir, identificar el gusto musical en base al análisis del ADN de la música. “Se trata de conocer los patrones del gusto por las canciones, de descubrir el genoma de la música”, según explicó el consejero delegado de la compañía Francisco Martín, de ahí la utilización en el nombre de la compañía del término strands, “que significa tendencias o filamentos que unen el ADN”.

Sin embargo, la compañía no se dedicará a vender música, sino que ha alcanzado acuerdos con una veintena de sitios web de venta de música (iTunes, MSN Music, Napster, FNAC, etc.), a los que redirige desde su plataforma para que los usuarios compren ahí las canciones. Por cada compra MusicStrands se llevará entre un 5 y 15 por ciento de la operación.

En cualquier caso, sí desarrollará un sistema de marketing muy directo, de forma parecida al sistema de anuncios de Google (Adwords). La inversión hasta ahora ha superado el millón de euros y la previsión es alcanzar beneficios a partir de 2007, alcanzando en 2009 unos ingresos superiores a 60 millones de dólares, con un beneficio de 20 millones de euros. De momento la plataforma sólo está en inglés pero pronto estará disponible en castellano, catalán y euskera, entre otros idiomas.

MusicStrands cuenta con una tecnología propia diferenciada y un prestigioso equipo científico y empresarial. Además de su oficina en el Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial (IIIA) del CSIC en Barcelona, cuenta con presencia tecnológica y de gestión en Oregon, base de sus operaciones en Estados Unidos.

Según Martín, la inteligencia artificial “puede permitir la predicción del gusto musical y la recomendación en base al gusto real de cada aficionado. Esto se ha logrado mediante innovaciones científicas, que incluyen el aprendizaje estadístico, el pronóstico bayesiano, el razonamiento probabilístico, los sistemas de recomendación o las técnicas de visualización”.

Sus innovaciones actuales ya han dado lugar a cinco patentes y están previstas hasta cuarenta en los próximos años. La compañía cuenta en la actualidad con 23 empleados (repartidos entre Barcelona y Oregón, y de hasta ocho nacionalidades), y prevé duplicar su plantilla a finales de año.

Entre el equipo gestor y asesor de MusicStrands figura el pionero de los sistemas de recomendación John Herlocker; el ex presidente de CBS New Media, Derek Reisfiled; el presidente de la Machine Learning Society, Tom Dietterich; el ex director de Búsquedas y Marketplace de Yahoo! Europa, Javier Etxebeste; y el hasta hace poco director científico de Amazon, Andreas Weigend.

El laboratorio de I+D de MusicStrands se ha gestado en el seno del IIIA del CSIC dentro de la Esfera de la Universitat Autònoma de Barcelona, durante dos años de investigaciones, junto a científicos del Laboratorio de Inteligencia Artificial de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza) y la Escuela de Ingeniería e Informática de la Universidad de Oregon (EE.UU.). Asimismo, la iniciativa cuenta con un programa de becas que pronto será publicado en el BOE.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor