La lámpara que desafía a la gravedad

Empresas
0 0

No solo el perro, las visitas se quedarán igual de asombradas cuando lleguen a tu casa y contemplen una lámpara que aparentemente flota en el aire. Y no, no está colgando de ningún cable.

¿En tu casa la gravedad no funciona? No, este mes no he pagado el recibo. Y aún hay más.

Según el principio de la navaja de Occam, la solución más sencilla a un dilema suele ser la más probable.

¿Y qué es lo más probable en este caso? Pues que el cable eléctrico, en realidad, es algo más rígido de lo habitual y permite que la lámpara quede como suspendida en el aire. Está reforzado interiormente de manera que soporta la lámpara, que está fabricada en materiales ligeros a unos 80 centímetros del suelo. También de puedes tirar el pisto con una flauta diciendo que es un truco que aprendiste en tu reciente viaje a la India. ─Antonio Rentero [Design 3000]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor