La mano andarina

Empresas
0 0

¿No te han dicho nunca aquello de “te echo una mano”?

Pues ya no lo vas a necesitar. Porque además esta mano viene sola en tu ayuda. Tres pilas AA y esta mano de tamaño natural con toda la pinta de que la criatura perpetrada por el doctor Víctor von Frankenstein la haya perdido por el camino comenzará a corretear por la habitación. Ideal para animar una noche de fiesta familiar en estas fechas tan entrañables. ¿Deseas saber más?

Si únicamente comprásemos objetos útiles ¡qué aburrida sería la vida!

Por esto más de uno sentirá la irresistible necesidad de adquirir una de estas manos… o incluso dos, para que no se sientan solas y puedan incluso aplaudir. Además seguro que a tu gato le encantan y se establece una sana camaradería entre ellos. ─Antonio Rentero [El Mundo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor