La mesa que ofrece un nuevo concepto de "comida rápida"

EmpresasInnovación
0 0

Tradicionalmente identificada con escasa calidad, la comida rápida puede tener otras acepciones.

Por ejemplo, la de sentarte a una mesa que se desplaza a una velocidad de casi 200 km/h. El mérito, con todo, no estriba en conseguir que una pieza de mobiliario adquiera esa velocidad sino que las sillas permanezcan bien colocadas en torno a la mesa y especialmente que los platos (con su contenido) permanezcan en su posición original sin salir volando. ¿Deseas saber más?

El anterior record de velocidad en piezas de mobiliario lo ostentaba un sofá de tres plazas que en el año 2007 alcanzó la cifra nada desdeñable de 140 km/h. Una de las siestas más veloces que se recuerdan. Pero el señor Perry Watkins, a quien veis en la foto vestido para comer/correr, pensó que era capaz de superarlo.

Y armado de mantel, servicio de porcelana, ricas viandas e imaginamos que un potente pegamento ha metido el motor de un Reliant Scimitar Sabre de 1994 debajo de una mesa, lo ha camuflado con un buen mantel y por si se quedaba corto ha añadido el nunca suficientemente bien ponderado óxido nitroso, por aquello de sazonar con fundamento.

Tras un año de paciente montaje en el salón de su casa una buena mañana le dijo a su mujer “cariño, salgo a tomar un desayuno rápido“. Y ahí lo tenéis. ─Antonio Renero [Nerd Approved]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor