La miniaturización de los discos duros llega al límite

PCWorkspace

Para los fabricantes de discos duros, crearlos cada vez más pequeños se está convirtiendo en una moda pasajera.

Discos duros y memoria flash

Aunque los consumidores demandan reproductores de música y otros dispositivos con unidades de discos duros diminutas, las compañías afirman que hay poco campo, y menos deseos, de reducir aún más los discos que almacenan los datos.

Desde el momento en que estos discos constituyen una gran parte del volumen total de la unidad de disco, esto significa el techo de la reducción del tamaño de los discos y un potencial incremento de la competición en el terreno de la memoria flash.

“Los discos no van a ser mucho más pequeños”, comentaba Jim Porter, analista de Disk/Trend. La cuestión es que reducir el diámetro de los discos supone que también una reducción del área en la que se almacenan los datos. Y la menor disponibilidad de espacio de almacenamiento hace que cada vez sea más difícil distinguir los discos de la memoria flash. En general la memoria flash es capaz de acceder a los datos más rápido, pero los discos ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento por el mismo dinero.

“El tamaño no es tan importante como la capacidad”, comentaba Bill Healy, vicepresidente senior de estrategia y marketing de Hitachi Global Storage Technologies.

Hitachi, que fabrica la unidad de disco dudo del iPod Mini de Apple, no tiene planes para reducir el discos de una pulga de diámetro que se encuentran en estos dispositivos. La compañía, no obstante, reducirá el tamaño de sus mini discos desarrollando pequeños motores y reduciendo el empaquetado, comentaba Healy.

De manera similar, Maciek Brzeski, vicepresidente de marketing de la división de almacenamiento de Toshiba, comentaba que su compañía no tiene interés en reducir los discos de 0,85 pulgadas de diámetro de sus mini discos, que se incluirán en una videocámara que saldrá a la venta en breve.

Algunas innovaciones

Esto no significa que los mini discos no sigan mejorándose. Innovaciones en el diseño como una grabación perpendicular permitirán a los fabricantes incrementar las actuales capacidades de los discos desde los 4GB y 5GB a los 8GB y 10GB dentro de un año. Hay varios analistas que predicen que los fabricantes de discos serán capaces de mantener la ventaja sobre la memoria flash cuando lleguen dispositivos de mayor capacidad. Y es que, cuando los mini discos de 10GB lleguen al mercado el próximo año, una memoria flash de la misma capacidad costará diez veces más.

Un mejor empaquetado también permitirá a los fabricantes reducir el tamaño y volumen de las unidades de disco. Mikey, el nombre en clave de la unidad de Hitachi que vendrá incorporado en algunos dispositivos las próximas Navidades, será un 20 por ciento más pequeño que los actuales mini discos.

El incremento de la capacidad de almacenamiento y las reducciones del paquete hará que los fabricantes de discos duros puedan ofrecer sus productos a los fabricantes de teléfonos móviles, que actualmente se basan casi exclusivamente en memoria flash.

Tamaño vs capacidad

En el momento en que se reduce el tamaño del disco se reduce su capacidad. El disco de 0,85 pulgadas de Toshiba ofrece una capacidad máxima de 4GB. De esta forma, si el disco midiera 0,5 pulgadas, la capacidad se vería limitada a 2GB y sería difícil competir con los chips de memoria flash en precio.

Esta es una potencial dificultad para la industria de los discos duros, ya que los chips de memoria flash siguen evolucionando y están reduciendo el coste por bit de memoria. La Ley de More reducirá el coste de los chips y permitirá a los fabricantes incrementar la capacidad de la memoria al mismo tiempo. Advanced Micro Devices, por ejemplo, presentará chips flash capaces de almacenar cuatro bits por celda en lugar de dos.

En última instancia, si la memoria flash evoluciona a la misma velocidad que los mini discos, ambos tipos de almacenamiento podrían compartir mercado en algunas áreas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor