La nueva tecnología flash de Motorola

Workspace

El fabricante de móviles estadounidense está desarrollando nuevas tecnologías con el fin de conseguir chips de memoria flash más pequeños y económicos, sin perder el rendimiento de los actuales.

La memoria flash es utilizada para almacenar los datos dentro de dispositivos que van desde los teléfonos móviles a equipamiento de comunicaciones. Debido a que la memoria flash es permanente, guarda los datos incluso cuando los dispositivos están desconectados. Los chips flash también pueden encontrarse en las tarjetas removibles que se utilizan para transferir datos entre dispositivos.

Motorola está creando dos métodos para aumentar la capacidad y rendimiento de las actuales memorias flash, ya que las actuales limitaciones en cuanto al diseño, amenazan con la técnica de fabricación más utilizada actualmente, la tecnología flash basada en silicio, como consecuencia de que el tamaño medio de las celdas de memoria en un chip tienden a ser más pequeñas. De esta forma, los dos nuevos métodos desarrollados por Motorol prometen mejoras manteniendo las actuales técnicas de fabricación.

Los fabricantes reducen el tamaño de las celdas que hay en cada chip y lo asocian con transistores con el objetivo de incrementar la densidad del chip, o su capacidad de almacenar datos. Sin embargo, muchos creen que esta técnica de fabricación debería empezar a reducir las celdas hasta los 90, o incluso, 65 nanómetros. En general todos están de acuerdo, pero reducir el tamaño de las celdas supone aumentar el consumo de voltaje o reducir el rendimiento. Los nuevos métodos de Motorola, llamados SONOS (silicon-oxide-nitride-oxide-silicon) y nanocristales de silicio, utilizan diversos materiales para evitar los efectos del voltaje.

SONOS utiliza nitrito de silicio para reemplazar el silicio utilizado para construir una estructura de memoria con celda de puerta flotante. Esto permite a la compañía reducir el grosor de la entrada desde cerca de los 1000 angstroms a poco menos de 100, lo que a su vez permite reducir el tamaño y los requerimiento de voltaje de las celdas flash sin perder rendimiento.

Además, otra de las ventajas es que SONOS puede ser fabricado con el mismo equipamiento utilizado actualmente, aunque gracias a la nueva tecnología, las celdas resultantes serán la mitad del tamaño de las actuales celdas flash. Esto permitiría que Motorola duplicara la densidad de sus chips flash, o desarrollara chips de memoria flash más pequeños y económicos, según ha anunciado la compañía.

Los nanocristales de silicio, otra alternativa, lleva a cabo la misma hazaña, pero utilizando un material diferente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor