La pila que sigue funcionando cuando ya se ha quedado sin carga

Empresas

Los muertos vivientes llevan una temporada de moda, pero es que ha llegado su influencia incluso hasta la tecnología energética. Porque casi podríamos hablar de una pila zombie que tras su “muerte” aparente (agotamiento de la carga) continúa ofreciendo energía a los dispositivos que se conecten a ella. Todo gracias a una nueva tecnología de óxido sólido desarrollada por la Universidad de Harvard.

El secreto radica en la conversión del hidrógeno en electricidad.

En este caso gracias al empleo de óxido sólido de vanadio en el ánodo que permite que la pila almacene pero también genere energía. De hecho esa diminuta lámina que podéis ver en la fotografía sobre estas líneas y que está hecha en este material, es capaz de funcionar durante 3:30 minutos con una corriente de 0.2mA/cm2 hasta quedarse sin “combustible”. La inclusión del mencionado material permite añadir una reacción química adicional que origina la energía nueva más allá de la capacidad “original”.

Los investigadores de Harvard aún están tratando de comprender todos los extremos de esta tecnología pero por el momento sí pueden constatar que funciona de manera efectiva. No ofrece una duración infinita pero sí que puede funcionar a modo de “reserva” cuando se termina la carga de la batería de nuestros dispositivos móviles. Aunque claro, si ya nos va indicando el móvil/portátil/tablet que se acaba la batería y seguimos apurando hasta llegar al apagón del fatídico 0% esto simplemente añadirá una prórroga. Engordar para morir. ─[Nano LettersHarvard]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor