La piscina para valientes en la que más que nadar podrás volar

Empresas

Sólo para osados sin miedo a las alturas y con ganas de refrescarse. Ese parece ser el público objetivo al que se dirige esta curiosa piscina situada en lo alto de un hotel de Shangai, una de las ciudades que últimamente más dan que hablar en China por su hiperactividad. Ubicada en la planta 24 y con 100 metros por debajo, sobresale de la fachada del edificio y presenta un suelo acristalado que hará pensar a quienes la observan desde abajo que los ocupantes de la piscina no nadan sino que vuelan.

Es una de las señas de identidad y de los más originales atractivos del hotel Holiday Inn Pudong Kanggiao de Shangai.

Además cuenta con el frecuente tráfico de aviones que despegan y aterrizan en el cercano aeropuerto por lo que una estampa como la de la imagen que os ofrecemos suele ser bastante frecuente.

El objetivo que confiesan desde el hotel es el de proporcionar a sus huéspedes la sensación de estar nadando en el cielo, que se sintieran casi como ángeles… por no hablar de la sorpresa y la expectación en los viandantes de la calle Xiuyan Lu, 100 metros más abajo de tan peculiar piscina aérea.

La piscina mide 30 metros de largo y 6 de ancho con una profundidad de 1,5 metros que permite a sus usuarios permanecer de pie sobre el suelo transparente de la piscina, hecho de un cristal reforzado mucho más resistente que el normal. Para la realización de tan osada instalación acuática se hicieron complejos cálculos e incluso se recurrió a ingenieros aeroespaciales para conseguir la estructura idónea y extremar las medidas de seguridad… no sea que un error permitiera convertir en realidad aquella canción de “It’s raining men”.─[Extravaganzi]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor