La potencia de la informática

Empresas

El Salón de Nueva York pone de manifiesto la invasión digital que sufren los coches.

Coches más seguros

El poder de la informática está aumentando tan rápidamente como la potencia de los coches. Se espera que los paneles LCD en los salpicaderos y conectores MP3 se extiendan en los nuevos coches en los próximos años, además de otras mejoras en seguridad como el control de estabilidad dinámica que corrige errores en la conducción en tiempo real.

El resultado va más allá de meros dispositivos, ya que los diseños están pasando de la mecánica a la electrónica en todo el automóvil, desde la aceleración a los frenos. Esto, además, está ofreciendo a los diseñadores mucha flexibilidad para reconsiderar las interfaces y los efectos que pueden tener en el espacio interior.

El signo más visible de la invasión digital se encuentra en los salpicaderos. Algunos de los vehículos mostrados en el Salón de Nueva York incluyen muchas de las funciones que se pueden encontrar en un PC, como pantallas configurables para incluir conectores MP3. Y bajo el capó, los fabricantes utilizan cada vez más chips informáticos y tecnologías de conexión de red con el objetivo de que los nuevos modelos sean más seguros y fáciles de conducir, además de consumir menos combustible.

El funcionamiento interno de los coches está cambiando gracias a la electrónica. Ahora es normal que los coches incluyan numerosos sensores para medir la velocidad, el ángulo y otros factores. Conectores de red de alta velocidad conectan estos sensores unos con otros y a varios módulos informáticos para comparar datos complejos, creando el equivalente a un sistema nervioso y un cerebro (o más de uno) para cada coche. Esta información puede ser utilizada para crear mecanismos de seguridad como el control de estabilidad dinámica que actúa cuando fallan los reflejos del conductor.

La progresión, natural, afirman los expertos, es que los sistemas empiecen a hablar unos con otros de forma que, por ejemplo, las sacudidas de los amortiguadores se puedan ajustar automáticamente en el volante del conductor, mejorando su manejo.

En los últimos tiempos, los sistemas informáticos de los coches pueden empezar a predecir lo que podría pasar, permitiéndoles conseguir un automóvil preparado para entrar en acción y ayudar al conductor a evitar un choque.

Por otra parte, muchos de estos sistemas probablemente serán opcionales, lo que permitirá a los conductores desconectarlos o seleccionar diferentes modos, como uno para conducir con nieve, otro por senderos, etc.

Pasará algo de tiempo, no obstante, antes de que el control de estabilidad y otros sistemas activos, alcancen a todos los modelos. Por el momento, la mayoría de los automóviles con importantes componentes informáticos pertenecen a modelos de alta gama. Pero con el tiempo, los sistemas de seguridad, como el control de estabilidad dinámico, el control de navegación y sistemas para evitar colisiones, además de los sistemas de navegación, tendrán su lugar en coches más económicos y terminaran convirtiéndose en equipamiento estándar o como una opción.

Entretenimiento digital

Las pantallas de cristal líquido, o LCDs, las radios por satélite o los reproductores de archivos MP3 son algunos de los componentes que se están incorporando con más celeridad en los coches.

Casi todos los grandes fabricantes están ofreciendo radio por satélite como una opción en al menos unos cuantos modelos, y la mayoría se está moviendo para añadir conectores para reproductores MP3 a sus sistemas de audio.

Hace una semana, Hyundai ha superado a sus competidores anunciando que incluirá receptores de radio por satélite como un equipamiento estándar en varios de sus modelos para 2006 y en todos los vehículos para 2007. Este fabricante no ha comentado sus planes respecto a conectores para reproductores de MP3, pero se espera que casi todos los modelos de automóviles ofrezcan algún tipo de enlace en los próximos años.

General Motors, Nissan y Volvo han anunciado sus planes de empezar a ofrecer conectores para el reproductor de música digital iPod de Apple este año. BMW fue el primer fabricante en hacerlo en 2004.

Estos conectores, sin embargo, podrían quedarse obsoletos, en el momento en que los coches incorporen simplemente un disco duro, lo que permitiría que los usuarios descargaran y almacenaran su propia música, películas u otros archivos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor