La potencia del agua

CloudServidores

Científicos canadienses investigan la manera de que los móviles y otros pequeños dispositivos utilicen el agua como forma de energía.

La tecnología está basada en la interacción entre líquidos y sólidos a muy pequeña escala. La superficie de un sólido recibe una pequeña carga que atrae a iones de carga contraria que hay en el agua y repele a los iones de la misma carga. Este proceso crea una doble capa de electricidad ( electric double layer – EDL), una fina capa líquida con una carga final que puede variar desde la estrechez de varios nanómetros a unos pocos micrometros.

Los profesores Daniel Kwok y Larry Kostiuk, de la University of Alberta, crearon canales similares en tamaño para el EDL y forzaron la entrada de un líquido para que atravesara los canales, lo que dio como resultado una corriente de energía. Ya que los iones que son repelidos por la superficie se mueven más rápido que los iones que son atraídos hacia la superficie, se genera una corriente, que conduce a una diferencia de voltaje a través del final del canal si el sólido es un material no conductivo. La energía generada de un único canal es extremadamente pequeña (una columna de 30cm de agua producirá uno o dos microamperios, la millonésima parte de un amperio), pero los investigadores prevén utilizar millones de canales paralelos para incrementar la salida de energía a un nivel suficiente como para que funcionen pequeños dispositivos eléctricos como teléfonos móviles o calculadoras.

El sistema requiere una entrada de energía en forma de aplicar presión al líquido hacia los canales. La investigación ha sido publicada recientemente en el Journal of Micromechanics and Microengineering, editado por el Institute of Physics.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor