La principal barrera de la cloud computing son los CIO

CloudEmpresasServidores
0 0

Los modelos de infraestructura para el desarrollo de la nube en empresas españolas y la administración y sus trabas han sido los principales temas que han centrado las charlas inaugurales del HP Cloud Summit.

1- El modelo híbrido de HP

Por si a alguien aún no le había quedado claro que la nube no es sólo una moda y ha llegado para quedarse, esta mañana, en las charlas inaugurales del HP Cloud Summit, la importancia de la misma se volvía a poner de manifiesto. Y no sólo con su defensa por parte de algunos de sus principales actores, como HP, Intel, Microsoft, RedHat, VMWare o Vodafone, sino también con el poder de convocatoria del evento.

El Pabellón de Convenciones Norte de IFEMA estaba repleto de gente y se tenían que habilitar salas alternativas con streaming de vídeo para poder seguir las conferencias que se desarrollaban en las principales, abarrotadas de público profesional.

El presidente de HP España, José Antonio de Paz, ha explicado muy bien este cambio de paradigma en su conferencia inaugural y ha subrayado que la convocatoria tenía una especie de fin ‘patriótico’: “No queremos que la nube pase por delante de las narices de los españolitos y al final acaben comprando la tecnología en otros países. Queremos que España sea una exportadora y no importadora. Por eso nos hemos unido con estas empresas hoy”, comentaba el ejecutivo.

HP ya ha preparado todo lo necesario para que el salto a la nube sea lo más cómodo posible. La compañía aboga por soluciones híbridas, como HP Hybrid Delivery, que proporcionan los beneficios de un cloud computing de nivel empresarial al tiempo que permiten satisfacer las necesidades específicas de empresas y administraciones. Con esta tecnología no sólo se ahorran costes, sino que también se le permite al cliente cierto control de los procesos.

El horizonte son las empresas que la compañía denomina ‘instant-on’, en las que todos y todo estén conectados y las cuales requieran entorno TI flexibles, automatizados y seguros. Según ha explicado Enrique Solbes, vicepresidente de Ventas y Marketing de HP, ha habido tres aspectos primordiales para el desarrollo de este tipo de organizaciones: la disponibilidad de la tecnología, los cambios dramáticos en los modelos de negocio y, por último, la revolución social.

De cualquier manera, las propias organizaciones cuentan con factores ‘inhibidores’ que les impiden subir a la nube, siendo uno de los más grandes los CIO. Solbes apunta que un 70% de los mismos priman la seguridad por encima de otros factores actuando de “barrera”. En la misma medida el 75% de los responsables de información requeriría garantía en los SLA de rendimiento y disponibilidad.

2- Rasgos que deben tener las nubes empresariales

Para que se dé el salto al cloud todavía hace falta una educación de los departamentos TI apropiada y sobre todo contar con la infraestructura correcta. Así al menos lo cree el director general de Intel, Norberto Mateos. “Debemos pensar… ¿Está nuestro negocio para el cambio? ¿Contamos con la infraestructura correcta?”, se pregunta de forma retórica.

Mateos pone de relevancia que hay varias cosas que cambiar. En materia de seguridad, por ejemplo, un 80% de las empresas desconfía  de las nubes públicas. Pero también habría que trabajar en la eficiencia (habría que crear 45 centrales térmicas para soportar la infraestructura de IT que se prevé para 2015) y la gestionabilidad. Mirando hacia el futuro, Intel visualiza una nube que tendrá tres características fundamentales: será federada, automatizada y adaptada al cliente y, por ende, al dispositivo.

Porque estos últimos son los que realmente han dinamizado el concepto de cloud computing. Los smartphones y los tablets, así como la evolución de las redes, habrían sido decisivos, según explica Santiago Madruga, de Red Hat. En este sentido, Alfonso Ramírez, director general de España y Portugal de VMWare, ha subrayado que es importante que las empresas proporcionen movilidad a las nubes.

RedHat ha insistido en que lo idóneo es impulsar nubes abiertas y afirma que los clientes piden este tipo de tecnologías, en las cuales se publique el código, API, etc, aunque muestran cautela con respecto a la seguridad.

Desde Microsoft tienen una perspectiva diferente. Miguel Fajardo, responsable de la división de Servidores y Plataformas, considera que la predictibilidad y la gestionabilidad son los factores más importantes para sus clientes.

Por último, Vodafone, que también ha estado presente en las charlas inugurales del HP Cloud Summit ha recomendado a los operadores que la clave está en segmentar las nubes y proporcionar soluciones diferentes para cada tipo de cliente. Según la teleco, “las necesidades de infraestructura que tiene un autónomo son muy diferentes a las de una multinacional”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor