La próxima ola electrónica

Empresas

Las grandes compañías tecnológicas apuestan hacer realidad la casa digital, protagonista de la próxima ola electrónica.

Entretenimiento digital

Si a la mayoría de la gente se le menciona el concepto de la casa en red pocos se imaginarán los routers, puntos de acceso y conexiones inalámbricas que en pocos años podrían convertirse en indispensables para millones de sistemas de entretenimiento en casa.

Así que Moshe Lichtman, de Microsoft, sólo les pregunta si desean tener la posibilidad de ver cualquier programa de televisión o película, en cualquier momento, y en cualquier tipo de pantalla, incluida la de su teléfono móvil.

“Todo esto trata de dar a los consumidores la libertad de acceso a la información y entretenimiento que quieran de la forma que les vaya mejor”, dijo Lichtman, que dirige la unidad de software de TV de Microsoft.

El gigante de la informática estadounidense y docenas de otras grandes empresas tecnológicas, desde la francesa Alcatel hasta la japonesa Sony, pasando por el fabricante de chips Intel, están convencidos de que en los próximos años se puede ganar mucho dinero cambiando la manera en que las noticias, el entretenimiento y la información llega a los consumidores: digitalmente, y a través de Internet.

“Así como la introducción del PC a principios de los 80 y la de los teléfonos móviles a principios de los 90 cambió nuestras vidas, creo que la ‘casa en red’ encabezará la próxima gran oleada de los medios digitales y de la comunicación para los consumidores”, dijo Richard Webb, analista del grupo de investigación británico Infonetics.

Una década de espera

Después de casi una década de espera, todo ello podría a convertirse en algo muy real a partir del próximo año.

“Espero ventas importantes (de productos relacionados con la casa en red) ya para el 2005”, dijo Jan Hommen, jefe financiero para Europa de Philips, el mayor fabricante aparatos electrónicos de consumo.

Las empresas electrónicas han estado hablando durante años sobre la “casa inteligente’, pero los productos futuristas como la “nevera conectada a Internet” han seguido siendo muy caros.

La diferencia ahora es que las empresas están invirtiendo dinero real en mejorar los servicios de comunicaciones y entretenimiento por los que los consumidores están dispuestos a pagar, especialmente los relacionados con el vídeo y la música, coincidiendo con la bajada de los costes de la telefonía de Internet.

“La digitalización de los hogares puede ser la tercera gran oleada de la electrónica digital”, dijo Goldman Sachs, analista de Matthew Gehl.

El grupo de estudios de mercado Ovum pronostica que el número de casas digitales en todo el mundo crecerá hasta los 121 millones para 2008.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor