CloudEmpresasMarketingPublicidadRedes Sociales

La publicidad también seduce a Instagram

Instagram
0 3

Los usuarios de Instagram en EEUU empezarán a ver imágenes y vídeos publicitarios en los próximos dos meses. Con ello, intenta ser un “negocio sostenible”.

Primero fue Facebook, después llegó Twitter, hace dos semanas Pinterest, y ahora es Instagram la que se une al grupo de redes sociales con presencia de publicidad. La aplicación de fotos retocadas comenzará a incluir anuncios entre las fotografías que comparten sus usuarios en los próximos dos meses, siguiendo el modelo de su propietaria Facebook.

En un principio, serán los usuarios de Instagram en Estados Unidos los que empiecen a ver los imágenes y vídeos publicitarios, según ha podido saber TechCrunch. El proceso de inclusión de anuncios será gradual: “Nos centraremos en un pequeño número de hermosas fotografías de alta calidad y vídeos de un puñado de marcas que ya están entre los grandes miembros de la comunidad Instagram”, apuntaron fuentes de la compañía.

A pesar de esta incroporación progresiva de la publicidad, es posible que la medida cause rechazo entre los usuarios, toda vez que estos no están acostumbrados a ver anuncios en medio de las fotos. “Ver fotos y vídeos de marcas que no sigues será nuevo, así que empezaremos despacio”, reconoce la compañía en su blog. Además, habrá algunos controles de anuncios para los usuarios; así, “usted será capaz de ocultar los anuncios que no le gustan y dar su opinión sobre por qué lo hizo. Esta información se utilizará para modificar sus anuncios”, tranquiliza Instagrama sus usuarios.

La introducción de la publicidad de Instagram era poco menos que inevitable, teniendo en cuenta que su empresa matriz Facebook es una de las compañías pioneras en la publicidad en redes sociales. Con 150 millones de usuarios, el potencial de Instagram es elevado, aunque dada su naturaleza enfocada en imágenes individuales, los anuncios serán mucho más perturbadores de lo que lo son en Facebook, compuesto por una gran variedad de tamaños y formatos de posts e imágenes.

Sea como fuere, Instagram se ha rendido también a la publicidad en un intento por convertirse en un “negocio sostenible”. Cuando Facebook compró Instagram el año pasado, pagando 1.000 millones de dólares en efectivo, reconoció que la aplicación tenía ingresos muy bajos.

Periodista y profesor, ha ejercido como redactor y editor en medios de información política y cultural. Desde 2012 trabaja en el campo de las nuevas tecnologías. Actualmente es redactor de Itespresso.

Sígame