La razón (científica) por la que los gángsters disparan ladeando la pistola

Empresas

Pues al final va a resultar que esa chulería típica de los matones de las pelis a la hora de sujetar la pistola ladeando la mano va a tener una cierta justificación. Un veterano del cuerpo de Marines ha expuesto una interesante teoría que explica que de ese modo se puede apuntar de una manera más rápida, algo muy a tener en consideración cuando la cosa se pone fea. Ya lo de quedar fardón es secundario, pero también aporta su granito de arena.

A la hora de disparar un arma de fuego corta existe una técnica denominada “construir el castillo” que trata de asegurar que la parte frontal y la trasera del arma apuntan ambas al objetivo en una línea recta.

Se denomina así debido a la alineación que debe observarse entre los elementos que componen la mira del arma, en el extremo del cañón y en la parte más cercana al tirador, con un diseño que podría semejarse a las almenas de una fortaleza. El alineamiento perfecto de las dos partes en la visual del tirador indicaría que se tiene en el punto de mira al objetivo de forma adecuada.

Pero claro, eso se lleva su tiempo y hay momentos en que prima la rapidez casi más que ser certero con lo que podría merecer la pena sacrificar algo de lo segundo para conseguir algo de lo primero. Y aquí llegamos a lo de ladear la pistola. Al parecer con esta técnica se obtendría una visión más aproximada del alineamiento de los elementos de puntería con mayor rapidez aunque la precisión sea menor.

Se sacrificaría el tiro certero por uno rápido y más o menos aproximado al blanco. Estamos hablando de momentos en que se puede disparar a bulto con la esperanza de que alguno de los proyectiles termine alcanzando el blanco deseado, todo lo contrario de, por ejemplo, un francotirador que únicamente realizaría un disparo pero habiéndose asegurado con tiempo y paciencia de que el blanco está bien centrado en la mira. ─[Quora]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor