La SGAE teme por la continuidad de Internet

Cloud

El representante Pedro Farré anunció que si no se respetan los derechos de propiedad, la Red desaparecerá.

El responsable de la Oficina de Defensa de la Propiedad Intelectual de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Pedro Farré, ha advertido de que “si los derechos de Propiedad Intelectual no se protegen, la red de redes desaparecerá porque no tendrá contenidos”.

Farré ofreció ayer tarde una conferencia La piratería discográfica y audiovisual en España, en la Campus Party, que se celebra esta semana en la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Al respecto, recalcó que los derechos de Propiedad Intelectual “no deben ser suprimidos bajo ningún concepto”, a pesar de que señaló que las nuevas tecnologías “pueden llegar a cambiar la actual estructura de la industria musical o audiovisual” y que “incluso algunos eslabones de la cadena pueden llegar a desaparecer”. “Pero no creo que sean las entidades de gestión las que tengan que hacerlo”, subrayó.

Así, sostuvo que eliminar los derechos de autor significaría “privar a los creadores de su salario, de la remuneración que legítimamente corresponde a su esfuerzo” y que, en Internet, reconocer estos derechos “supone incentivar la creación” porque “si a los creadores se les niega su derecho a recibir una remuneración por su trabajo” no se creará y en la red “no habrá contenidos”.

No obstaste, señaló que la SGAE no se plantea por el momento denunciar a los usuarios de las nuevas formas de “piratería”, como las plataformas de P2P, porque por el momento optan por “sensibilizar a la sociedad de que se trata de un acto ilegal”. En cualquier caso, apuntó que en países como EEUU, Francia, Italia y Canada ya se han iniciado las demandas judiciales contra este uso.

Farré apuntó que Internet es uno de “los mayores avances para la humanidad de los últimos cuatro siglos” porque “genera enormes posibilidades y da la posibilidad a los creadores de llegar más lejos, más rápido y a un mayor número de receptores que nunca”.

Sin embargo, subrayó que también ha generado “la proliferación de nuevas formas de piratería” a través de P2P, la venta de productos ilegales a través de Internet o las propias páginas Web que ofrecen descargas de obras protegidas sin la autorización de los titulares de sus derechos. Por ello, incidió en la necesidad de proteger los derechos de autor en las redes digitales.

Preguntado por los asistentes por el canon compensatorio de los discos compactos grabables o CD-R, Farré explicó que la propia Ley de Propiedad Intelectual establece que cualquiera puede realizar una copia doméstica de un disco o película, lo que se conoce como “copia privada”. Aunque, a cambio, recalcó que también “la ley establece una pequeña cantidad o canon compensatorio para proteger, de algún modo, a los creadores”.

En ese sentido, aprovechó para recordar que la piratería en el año 2003 probó que en España se perdieran 1.200 empleos vinculados a la industria musical, que dejó de percibir unos 200 millones de euros cuando se trata de un sector que, destacó, tiene “un valor económico, cultural y social para el país absolutamente indudable”.

Farré se mostró “tremendamente satisfecho” por el interés que el público asistente mostró durante toda su intervención, al que definió como “tolerante y receptivo” y emplazó a los organizadores de la Campus Party a seguir contando con la SGAE en próximas ediciones.

Al inicio de su intervención, el fundador de Campus Party, Paco Ragajela, pidió a los asistentes que guardaran respeto al conferencia a pesar de que discrepen con la política de la SGAE. No obstante, durante la charla varios jóvenes increparon a Farré, quien recibió algunos abucheos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor