La silla-etiqueta

Empresas

El mundo del diseño suele sorprender por sus propuestas originales.

En ocasiones un objeto cotidiano pretende escaparse de la monotonía buscando inspiración en otro objeto distinto con el que a priori no tendría ninguna relación, pero precisamente en ese encuentro inesperado está la gracia del asunto. En el caso que hoy nos ocupa podemos ver qué sucede cuando unimos una etiqueta y una silla.

Cuando no la necesitas ocupa un discreto segundo plano.

Aunque por so bonito diseño podrías incluso colgarla de la pared como un elemento ornamental más. Sería una gigantesca etiqueta realizada en madera. Pero cuando tienes invitados en casa la etiqueta comienza a resultar útil porque en un plisplas se despliega y resulta que es una silla.

El material del que está hecho es madera de abedul ruso con herrería de acero inoxidable y se debe al original diseñador Félix Guyón para la casa La Firme Design. Cuando está plegada no ocupa más que 25 mm de grosor, pero su parcticidad no tiene límites. ─[MocoLoco]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor