La silla futurista que llega 30 años tarde

Empresas
0 0

Puede que sea un fruto más de las fascinación por el arte futurista retro que ha resurgido gracias a TRON Legacy, pero sinceramente, alguien debería hablar con el creador de esta comodísima silla de plexiglass y comentarle que el neón y la luz negra estaban a la vanguardia hace 30 años, ano ser que te dediques al negocio de los clubs de carretera… Si aún así sigues interesado en como esta silla del futuro puede destruirte las lumbares, a continuación te contamos sus secretos.

Lejos de crear una sola, Manfred Kielnhofer ha fabricado dos de sus llamadas sillas Interlux o Plexi-tube, siendo su segunda silla aún más “sutil”, con unos colores que te harán sentir como un píxel en la pantalla de una tele CRT.

Es curioso, como sus anteriores creaciones silliles de 2002 basadas en el mismo diseño pero con un material reciclado mucho más ecológico y barato, resultan mucho más agradables tanto a la visto como posiblemente a tu espalda, ya que usaban tubos de cartón.

Ahora sólo falta que pasen 9 años más para que comprenda que las espaldas no son rectas y se plantee hacer respaldos con curvas o colocar cojines, a ser posible que no sean de grapas oxidadas, piedras o bombillas rotas recicladas por favor.— Dani Burón [New House of Art]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor