La solución a la crisis de la construcción, las tarjetas de visita de hormigón

Empresas

La construcción está muy mal, y es que además de no quedar pan para tanto chorizo, tampoco quedan tantas obras para hacer uso de nuestra impresionante maquinaria industrial creadora de hormigón. ¿Cómo solucionar la papeleta? Pues redistribuyendo mercados, y que mejor manera que hacer como la agencia francesa Murmure, que ha decidido crear tarjetas de visita de hormigón para sus empleados.

Sí gizmolectores, cuidadas hasta el más mínimo detalle y con las dimensiones propias de una tarjeta normal. Aunque visiblemente más abultadas y hasta con sus propios minipalés para almacenarlas en la oficina.

De hecho su utilidad va mucho más de la de una simple tarjeta de visita. Te permitirá edificar construcciones a lo torre de naipes, pero a la española, o practicar tus golpes karatekas en los desayunos.

Pero lo interesante es que la idea se puede utilizar para rescatar industrias en decadencia sacrificando otras. Algo así como el gobierno rescatando bancos a costa de servicios sociales.

¿Quién necesita papel o madera con la de bosques que destruyen? A partir de ahora muebles y tetrabriks de hormigón, que seguro que le aportan minerales a la leche. Es más, nada de lápiz y papel, martillo y cincel para los exámenes que así nos van acostumbrando a nuestra futura labor en la próxima burbuja para salir de ésta. [BoingBoing]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor