La solución del 1 por ciento

Empresas

El estudio presentado por SSA Global demuestra cómo es posible obtener un mayor rendimiento empresarial controlando siete medidas básicas de la gestión.

Valor corporativo

SSA Global, proveedor mundial de soluciones ERP y extensiones estratégicas, ha presentado el estudio “La solución del 1 por ciento”, investigación del consultor independiente Rod Clarke que aporta una nueva visión sobre los criterios para una definición real del concepto de valor corporativo.

El estudio señala que un incremento de apenas un 1 por ciento en aspectos claves de la gestión corporativa garantiza un aumento del valor global de la compañía al otorgar un mayor retorno sobre el capital empleado (ROCE), medida que muestra el retorno sobre los activos antes de impuestos e intereses. La aplicación de estos principios en proyectos ejecutados por SSA Global en empresas de sectores de fabricación como el aeroespacial, defensa, electrónica, automoción y equipamiento industrial han permitido comprobar la total validez a esta teoría.

En “La solución del 1 por ciento” Clarke identifica las siete medidas básicas de evaluación operativa que se pueden utilizar para ajustar los procesos empresariales que afectan a toda organización y conseguir un mayor retorno sobre el capital empleado: exactitud de la previsión de la demanda, perfección del pedido del cliente, reducción del plazo de entrega, velocidad, hacerlo bien a la primera (calidad), cumplimiento de la planificación e introducción de nuevos productos en momentos oportunos. Estos aspectos vitales convertidos en la base de un programa de gestión del rendimiento corporativo permiten garantizar la excelencia de los procesos de cualquier empresa, desde el diseño hasta la distribución pasando por la fabricación, aumentando así el valor global de toda compañía.

Según Víctor Canivell, director general de SSA Global España y Portugal, la solución del 1 por ciento representaría en términos financieros el “Efecto Mariposa”, que señala que si una mariposa agita hoy con su aleteo el aire de Pekín es científicamente posible que provoque el mes que viene una tormenta en Nueva York: “la evaluación financiera por sí misma es el resultado de la gestión y no el medio para gestionarla. Si hoy una empresa se plantea una mínima variación positiva de un punto en algún aspecto clave de sus procesos, puede provocar cambios sorprendentes en el rendimiento total de la empresa, incidiendo de manera efectiva en el estado financiero del total de la compañía y por tanto en su valoración”.

La ventaja de esta visión radica en que el control del rendimiento corporativo depende por completo de la empresa: “asumida la solución del 1 por ciento como medida de evaluación de la gestión, el incremento del rendimiento corporativo y del valor de la empresa se consigue a través de mejoras reales, no de ingeniería financiera. Todas las mejoras tienen que ver con la optimización de procesos externos, como acortar plazos de entrega y planificar la demanda, y no con medidas drásticas de ahorro interno de la compañía, como sería el caso del recorte de costes de personal”.

Visión innovadora

En opinión de Félix Díaz Gonzalez, gerente de soluciones estratégicas de SSA Global, la necesidad de esta nueva visión de la gestión es algo que ha provocado la misma dinámica del mercado: “la solución del 1 por ciento” presenta una innovadora visión sobre lo que significa realmente el valor corporativo. Escándalos financieros de empresas como Enron, Tyco, WorldCom o Parmalat ponen en tela de juicio el precio por acción como medida del valor corporativo y obligan a replantearse medidas adicionales para determinar el verdadero valor de las empresas”.

Recientes sondeos de opinión entre ejecutivos españoles coinciden con la propuesta de la solución del 1 por ciento sobre los aspectos críticos de la gestión. Así, el Índice de Confianza Empresarial 2004, estudio realizado por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, señala que una de las mayores limitaciones en la marcha de la actividad es la debilidad de la demanda y por tanto se hace imprescindible preverla, tal como señala Clarke.

Por su parte, Accenture, en una encuesta mundial sobre prácticas y prioridades en almacenamiento y transporte apunta que para los ejecutivos es fundamental garantizar la entrega exacta al cliente, lo que tiene directa relación con tres de los puntos planteados por la solución del 1 por ciento: perfección del pedido del cliente, reducción del plazo de entrega y cumplimiento de la planificación.

Por último, según el Informe Excelencia 2004 realizado por el Club Gestión de Calidad, único organismo en España acreditado para otorgar certificaciones EFQM, el interés por la obtención de certificaciones de calidad experimenta un aumento cada vez más significativo, siendo este otros de los aspectos claves a controlar según el estudio de Clarke.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor