La superlimusina ultralujosa que parece funcionar a pedales

Empresas

Pero mírala qué carica de velocidad lleva. Parece decir “en la próxima curva demarro y os dejo clavaos”. No, no estamos ante una versión deluxe del coche de los Picapiedra ni asistimos a lo último en vehículos respetuosos con el medioambiente movido por energía humana creada en forma de vigorosa pedalada. Lo del relax a bordo de una limusina con sillones reclinables con masaje incorporado está más que superado. Ahora lo que puedes instalar en tu automóvil es una bicicleta estática para llegar a tu destino con un mejor tono muscular. Y es que quien mueve las piernas mueve el… no, el coche no, el corazón.

El vehículo que cuenta con tan singular aparato de ejercicio a bordo es una preparación especial realizada por los especialistas de Becker Automotive Design sobre la base de un ya de por sí espectacular y excesivo Cadillac Escalade ESV.

Damos por supuesta la presencia de exclusivas pieles en los asientos y guarnecidos así como los detalles de acabado en madera de raíz de preciosas variedades. lo siguiente es el equipamiento tecnológico que incluye desde cafeteras último modelo a enormes pantallas de televisión. Lo que no habíamos visto aún era desarrollar las posibilidades de realizar ejercicios en el interior del vehículo, algo que se ha solucionado con estos pedales de bicicleta estática.

Damos por supuesto que en el lugar de destino habrá una ducha y que con el tiempo el interior de este Cadillac para ciclistas empedernidos no terminará adquiriendo ese reconocible aroma a gimnasio, fruto de largas horas de sudorosas sesiones de spinning.

Se barajó también otro elemento para hacer ejercicio mientras circulas en el automóvil, una cama elástica, pero lo han dejado para la versión descapotable. ─[Becker Automotive Design vía The Fancy]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor