La tarta que te dará pena comer

Empresas
0 0

Cuando algo nos parece mono o gracioso no podemos evitar comentarios como “qué rico” o “está para comérselo”.

En este caso podemos decirlo tranquilamente sin temor a que nos tachen de cursis o blanditos, porque este Wall-e y esta Eva están hechos de dulce y no han salido de una cadena de montaje de elementos mecánicos sino del obrador de un artesano pastelero, en concreto del horno de Charm City Cakes. ¿Deseas saber más?

Atentos porque no sólo los robots deliciosos (y dale con los adjetivos gastronómicos) de la excelente película de Pixar pueden terminar acariciando tu paladar y haciendo disfrutar a tus papilas gustativas… es que hasta la “tierra” que pisan es comestible pues esta hecha de chocolate y galleta crujiente. Así dan ganas de besar el suelo.

El amor entre máquinas parecía imposible hasta que se conocieron estos dos entrañables personajes, y también tú podrías pensar que jamás te comerías un robot. Pues ahora puede que te comieras hasta dos. ─Antonio Rentero [Like cool]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor