La telefonía móvil creció un 42 por ciento anual en la UE hasta 2003

Empresas

España registró durante el periodo 1995-2003 un incremento superior a la media comunitaria, del 58,3 por ciento anual, según publica Eurostat.

El número de abonados a la telefonía móvil en la Unión Europea a Veinticinco creció un 42 por ciento al año durante el periodo 1995-2003, pasando de 22 millones de abonos en 1995 a 364 millones en 2003, una cifra que representa de media 80 abonados a la telefonía móvil por cada 100 habitantes, según los datos hechos públicos por la oficina estadística Eurostat.

España registró en este lapso de tiempo un crecimiento superior a la media comunitaria, del 58,3 por ciento anual, pasando de 944.000 abonos en 1995 a 37 millones en 2003, de manera que la cifra de abonados a telefonía móvil se sitúa en 89 por cada 100 habitantes.

Luxemburgo (120 abonos por 100 habitantes), Suecia (98), Italia (96) y la República Checa (95) son los países con mayor número de abonos a telefonía móvil por cada 100 habitantes. No obstante, las proporciones más bajas corresponden a Polonia (46), Letonia (52) y Lituania (62).

El crecimiento del número de abonados se ralentizó hasta el 8,6 por ciento entre 2002 y 2003, aunque los nuevos Estados miembros seguían constatando incrementos de hasta el 32 por ciento, como en Letonia, mientras que en aquellos países que ya tienen una elevada densidad de abonados el aumento era inferior (alrededor del 5 por ciento en Malta, Finlandia, Austria o Italia, o del 11 por ciento en España).

Paralelamente al espectacular crecimiento de la telefonía móvil, desde el año 2001 disminuye ligeramente el número de líneas telefónicas fijas. A nivel de la Unión Europea, el número total de líneas fijas alcanzó su cima en 2001, con 230 millones. En 2003, esta cifra bajaba ya hasta 229 millones, una disminución media del 0,3 por ciento respecto a 2002.

Entre los 25 Estados miembros, 17 conocieron en 2003 un descenso en el número de líneas en comparación a 2002. En contraste, las líneas fijas han seguido incrementándose en Chipre (4,5 por ciento), Polonia (3,6) o Eslovenia (2,9). También en España hubo un ligero aumento del 0,7 por ciento: entre 1995 y 2003, el número de líneas fijas españolas ha pasado de 15 millones a 17,7 millones.

Como la telefonía móvil, Internet se ha desarrollado rápidamente en el curso de los últimos años, tanto desde el punto de vista del contenido como del de las posibilidades de acceso. En 2003, un 41 por ciento de los hogares de los antiguos 15 Estados miembros tenían acceso a la Red. De hecho, la clasificación la encabezan daneses (64 por ciento de los hogares) y holandeses (59 por ciento). Mientras, España se sitúa en la parte media de la tabla, con el 28 por ciento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor