La Tierra adelgaza cada año 50.000 toneladas

Empresas

Con la cantidad de edificios, carreteras, televisores gigantescos y coches enormes que vamos construyendo continuamente nadie lo diría… pero la Tierra está adelgazando cada día. De hecho perdemos 50.000 toneladas anuales de peso en el planeta, y no nos referimos a las dietas cuando llega el verano. ¿Corremos el riesgo de terminar un día como el planeta de “El Principito“?

Aunque cada año la Tierra recibe 40.000 toneladas adicionales a su peso debido al polvo estelar que cae en la superficie de nuestro planeta, el saldo termina siendo negativo y perdemos más peso del que se agrega, y no precisamente porque estemos llenando la órbita de satélites.

Como residuos de la formación del Sistema Solar el espacio que nos rodea está lleno de pequeñas fracciones de materia que se nos van agregando debido al tirón gravitatorio propio de la Tierra así como del rumbo que trazamos en el movimiento de traslación. Sería algo así como el parabrisas de un coche que tras pasar por una carretera donde hay muchos mosquitos volando termina decorado a base de bien.

Además de eso anualmente la Tierra gana 160 toneladas de materia nueva debido al calentamiento global por esos principios de la termodinámica que dicen que si estamos añadiendo energía al sistema, la masa debe crecer… como en el horno al hacer un pastel.

Contrariamente a lo que podría pensarse el aumento de población no tiene incidencia significativa debido a que estamos constituidos de materia que ya existe en el planeta y que lo único que hacemos es transformar lo que ya hay, ya sabes, esos dos helados tamaño familiar se transforman en un michelín. Los cohetes que lanzamos al espacio, excepto casos contados, al final terminan regresando a Tierra por las buenas o por las malas.

Donde sí pierde peso la Tierra es con ese enorme reactor nuclear que está constantemente quemando energía, nos referimos al núcleo del planeta, pero es una cantidad casi insignificante, apenas 16 toneladas anuales. La mayor cantidad de masa la perdemos a través del hidrógeno (95.000 tolenadas) y el helio (1.600 toneladas) que cada año se escapan del planeta debido a que son demasiado livianos como para resultar atraídos por la gravedad terrestre. En total cada año perdemos un 0.000000000000001% de la masa del planeta, así que dándole la vuelta a la cifra sabemos los años que nos quedan hasta que el planeta se quede del tamaño de una canica. ─[BBC]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor