La turbina que puedes mover con tu propia circulación sanguínea

Empresas

Ahora mientras tu corazón siga latiendo seguirás produciendo energía.

Y ya han inventado la turbina capaz de generarla a partir de tu propia circulación sanguínea. Como si de un río se tratase, la sangre que corre por tus venas llegará a un generador que ya no será hidráulico sino hemolítico y se producirá la energía suficiente como para alimentar, por ejemplo, el marcapasos que se encarga de regular el propio ritmo cardíaco. Y aún hay más.

Integradas en una arteria, dos pequeñas turbinas con capaces de generar 800 microwatios.

Mientras tu corazón siga latiendo se irá generando energía del mismo modo que en una central hidráulica que aprovecha el curso incesante de agua de un río. Esta tecnología revolucionaria podría cambiar la industria de los marcapasos que ya no necesitarían pilas, con una vida limitada que obliga al cabo de unos años a realizar una nueva intervención para reemplazarlas.

El lugar para implantar estas turbinas sería la arteria torácica y la única pega sería la presencia de coágulos de sangre que pudieran obstruir las turbinas, un problema en cuya solución continúan trabajando los científicos suizos que han desarrollado este mecanismo. ─Antonio Rentero [Spectrum IEEE]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor