La última vulnerabilidad de Real Player, aprovechada para infectar sistemas

SeguridadVirus

El primer día del año se dio a conocer una grave vulnerabilidad en RealPlayer que permitía la ejecución de código.

Malware incrustado

El problema se descubrió cuando ya estaba siendo aprovechado, y ahora se ha popularizado hasta el punto de que el código que lo explota está incrustado en miles de páginas web legítimas, víctimas de un ataque a gran escala.

Al igual que ocurriera en junio de 2007 con un servidor alojado en Italia (ataque del que informó Hispasec Sistemas), miles de páginas han sido comprometidas y modificadas de forma automática para infectar a sus visitantes. Recordemos que este tipo de ataques funcionan en dos fases: el atacante se hace con un servidor web legítimo, incrustando código en él, normalmente IFRAMEs. El código aprovecha habitualmente vulnerabilidades del navegador (o componentes adicionales no actualizados del visitante) para infectarlo. Este ataque en concreto aprovecha (entre otras más antiguas de Internet Explorer) una reciente vulnerabilidad de RealPlayer para que los visitantes de las páginas legítimas ejecuten código que previamente ha sido incrustado a la fuerza en ellas. Los dominios incrustados son uc8010.com, ucmal.com y rnmb.net, que es donde finalmente se alojan los scripts que explotan el fallo. Se estima que hay unos 80.000 páginas infectadas. Todo tipo de webs se han visto afectadas por este problema. Gubernamentales, grandes empresas, bancos…

Aproximadamente el 40% de los motores antivirus en VirusTotal son capaces de detectar el ataque. El fin de esta campaña de infección no está claro. En principio parece instalar un “keylogger”. El visitante vulnerable queda a merced del atacante, con lo que casi con bastante probabilidad, el “payload” del ataque pasará por distintas fases, todas destinadas al lucro para el creador del malware.

¿De qué manera “alguien” ha podido modificar tantas páginas legítimas para que redirijan a sus visitantes hacia la infección? En otras ocasiones, los atacantes entran en un servidor de hospedaje, y una vez bajo su control, modifican las miles o cientos de páginas que aloja. Sin embargo este ataque posee una característica que ha permitido su rapidísima difusión. Es capaz de buscar automáticamente páginas web vulnerables y aprovechando problemas de inyección SQL, llegar a la base de datos e incrustar su código en ellas. En la inyección SQL ha tenido en cuenta la estructura de bases de datos del servidor SQL de Microsoft, y se ayuda de páginas web programadas de forma insegura para acceder a la base de datos y modificarlas. Lo que permite el asalto a las webs es la pobre programación de las páginas y no la infraestructura que las soporta, por lo que en cualquier momento los atacantes podrían cambiar el objetivo hacia páginas con MySQL o cualquier base de datos.

Capacidad de Infección

Aunque eficaz en su difusión, el ataque sufre problemas en el apartado de “capacidad de infección” a las víctimas. Se utiliza una vulnerabilidad muy reciente (una ventaja para los atacantes), y una difusión de tipo gusano, pero aun así este ataque no puede ser tan efectivo como otros. La diferencia es que no utiliza estructuras como Mpack para gestionar las infecciones, y por tanto no es capaz de hacer un pequeño análisis de la víctima antes de infectarla. Por ejemplo no controla el tipo de navegador, confiando a ciegas en que el exploit para RealPlayer e Internet Explorer funcione con la víctima. Recordemos que Mpack permitía conocer el navegador del visitante y aplicar el exploit más “adecuado” según versión.

Para los administradores de servidores web, ahora más que nunca, se recomienda revisar el código de sus páginas para evitar ataques de inyección SQL. Para los usuarios, actualizar sus sistemas y navegar con privilegios bajos, aunque para el fallo en RealPlayer todavía no se ha publicado parche. En general, para los administradores de redes de usuarios se pueden bloquear los dominios involucrados en el ataque, aunque estos puedan ser modificados en cualquier momento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor