La Unión Europea planea reducir su consumo energético un 30% para 2030

Green ITInnovación

Siguiendo el acuerdo de París, la Unión Europea ha anunciado sus planes energéticos para los próximos años, y esperan realizar cambios considerables para el año 2030.

A pesar de las trabas del gobierno español a las energías renovables, la intención de Trump de incumplir los tratados de emisiones al opinar que el cambio climático es una patraña, y los posibles conflictos ambientales que pueden llegar a originarse cuando el Brexit se haga efectivo, la Unión Europea busca comprometerse para hacer realidad el acuerdo del clima de París.

El plan de la Unión Europea es la reducción de sus emisiones de CO2 en un 40% para el 2030, así como la reducción de su consumo energético en un 30%, buscando una mayor optimización y ahorro energético como uno de los medios para reducir las emisiones, junto con el aumento del uso de energías más limpias.

Para hacer frente a estos retos, las suministradoras y distribuidoras de energía de la zona euro tendrán que tratar de reducir el consumo energético un 1,5% anualmente entre 2021 y 2030. Se buscará también optimizar el consumo de los edificios antiguos, para lo que se espera crear un mercado de rehabilitación de unos 120.000 millones de euros para 2030. Su iniciativa Smart Finance for Smart Building permitirá acceder a 10.000 millones de euros en fondos hasta 2020.

Se espera también que las renovables supongan el 27% de todo el consumo energético en 2030, llegando al 50% en el caso de la producción eléctrica. Aún así, quedan puntos por mejorar, como la limitación de sectores como el del carbón y facilitar el acceso de energías renovables a los ciudadanos, algo en lo que España ha dado un gran paso atrás tras ser una de las pioneras en el sector solar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor