La versión gatuna de Andrea el Gigante podría ser el más grande de la historia

Empresas

Ni es fruto del Photoshop, ni de alteraciones genéticas del Dr Moreau, ni de un exceso de petit-suisees con taurina… Este enorme gato de proporciones casi mitológicas que veis en la foto es real y natural, se llama Rupert y está destinado a ser el gato doméstico más grande del mundo cuando alcance su máximo desarrollo y llegue a unos monstruosos 14 kilos de masa peluda ronroneadora y gatetil.

Antes de que empecéis a decir que demonios tiene que ver esto con la tecnología, ya sabéis que en Itespresso los gatetes, el Lego y los crímenes absurdos tienen un lugar especial en nuestro bloguero corazón.

Dicho esto, nuestro felino protagonista ha llegado a sus actuales 9 kilos con 2 años ya que es de la raza Maine Coon, una de las más grandes que existen y conocida por su trato afable, su gran adaptación a exteriores, incluso gusto por el agua, y su enorme robustez, que los convierte en una especie de Hulks gatunos pero sin ganas de destrozarlo todo.

Los veterinarios esperan que cuando tenga 3 años llegue a los 14 kilos, para que os hagáis a la idea superaría a un lince ibérico medio y probablemente podría comerte si no fuera porque le da pereza buscarse a otro dueño que le sirva poniéndole comida y cambiándole la arena.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor