La versión Google de KITT ya es legal en California

Empresas

Google ya lleva varios años desarrollando sus coches de conducción autónoma sin que ninguna persona tenga que asistirles. Sí, estamos hablando de que 30 años después del coche fantástico, lo que parecía ciencia ficción ya es una realidad. Bueno, en parte, los coches automáticos de Google no cuentan chistes, ni hacen comentarios sagaces, ni saltan, ni están llenos de armas, básicamente lo único que hacen es conducir solos sin intervención humana y a partir de ahora lo podrán hacer legalmente en California.

Pero eso ya es bastante, de hecho gracias a esto pueden reducir el tráfico, aumentar las plazas de aparcamiento, evitar accidentes y muchas cosas más que tras varias décadas de conducción humana está claro que siempre formarán parte de nosotros.

Con una serie de cámara y sensores, haciendo uso de información GPS y utilizando los múltiple servicios de Google, a día de hoy es posible conseguir un coche automático. ¿Parece una locura? Bueno, en casi medio millón de kilómetros desde que empezaron las pruebas todavía no han tenido un accidente.

Gracias a este cambio legal, podrá circular con mayor libertad, y lo que es más importante, se abre el mercado para que puedan empezar a desarrollarse coches reales que incluyan estos sistemas y venderse oficialmente.

Ya sólo falta poder comunicarse con ellos con un smartwatch, ponerles una luz a lo Cylon y llevar pelo ochentero con pantalones de pitillo. El futuro del pasado es el presente por fin. [Google]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor