Lámpara bioluminiscente que genera energía con hámsters genéticamente alterados

Empresas

Los pequeños y peludos amigos de los científicos tienen que estar hasta los bigotes de tanto experimento. Como muestra de ello, aquí tenéis la lámpara “Half Life“, que aunque te den ganas de romperla a palancazos no tiene nada que ver con el superhéroe Gordon Freeman.

Esta lámpara (que podría ambientar las mejores novelas Lovecraftianas, dada su belleza) brilla gracias al tejido bioluminiscente de un hámster chino genéticamente alterado. Más detalles de esta bizarra historia tras el salto.

El nombre Half Life viene dado porque está hecha a medias de tejido vivo y de tejido no vivo. El diseñador de esta cucada es Laarman.
El 23 de febrero de 1957, en un laboratorio de cultivo de tejidos holandés, estas células se extrayeron de un ovario de hámster y y fueron mantenidas vivas con fines de investigación. A partir de 1990 las enriquecieron con un gen de mosca. Desde entonces, estas células de hámster brillan en la oscuridad en presencia de luciferina.
— Javier G. Pereda [Metropolismag]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor